Edición Latinoamérica
05 de Agosto de 2020

Hay problemas entre la compañía Tesupe, dueña de la obra, y el Ministerio de Turismo

Continúa en Ecuador la polémica por el Gran Casino Guayaquil

(Ecuador).- Tesupe aduce que la concesión se firmó con base en un reglamento de Ley de Turismo vigente del 2004, mientras que el Subsecretario de Turismo dice que ese documento es un reglamento general de actividades turísticas, pero que en esa fecha estaba vigente otro reglamento especial sobre la ubicación de los casinos. Tesupe se respalda en reglamento de la Ley de Turismo de 2004 y el Ministerio, en otro de 2002.

C

uando en enero pasado se inició el pilotaje para la construcción del Gran Casino Guayaquil en el Malecón Simón Bolívar, no sólo comenzó esa obra, sino también un ir y venir de versiones jurídicas sobre la legalidad del funcionamiento de esta.

Tanto los propietarios de la obra, la compañía Tesupe S.A., como el Ministerio de Turismo presentaron sus argumentos respecto al contrato de concesión que la primera entidad firmó con la Fundación Malecón 2000 para usar ese espacio durante los siguientes 30 años.

Según el abogado de Tesupe, Joffre Coello, cuando se firmó la concesión, el 6 de julio de 2006, estaba en vigencia el Reglamento General de Aplicación de la Ley de Turismo, del 5 de enero del 2004, publicado en el Registro Oficial (R.O.) Nº 244.

En base a ese documento se firmó la concesión, indica y añade que en este no se dice nada sobre la ubicación de los casinos, algo que sí se especifica en el reglamento general de actividades turísticas expedido el 17 de diciembre del 2002.

En el artículo 91 del último documento se establece que los casinos solo pueden operar en hoteles, y bajo ese argumento el Subsecretario de Turismo, Esteban Delgado, afirma que no cabe la obra.

Sin embargo, Coello señala que con la publicación de la nueva Ley de Turismo, que apareció el 27 de diciembre del 2002 en el R.O. Nº 733, ese y todos los reglamentos anteriores quedan derogados, lo que es refutado por Delgado y que no se especifica en el cuerpo legal de enero de 2004.

En el artículo 63 de la nueva Ley de Turismo de 2002 se deroga la ley anterior de Desarrollo Turístico, pero no dice nada de los reglamentos anteriores; mientras que en el capítulo II de la Derogatoria del reglamento de 2004, no se invalida al reglamento del 17 de diciembre en el que se especifica la ubicación de los casinos.

Delgado explica que las leyes tienen distintos reglamentos específicos sobre temas que complementan a la ley, y como ejemplo de ello cita al expedido el 9 de enero pasado por decreto Ejecutivo, que sólo se refiere a la ubicación de los casinos y que obliga a estos a funcionar en hoteles.

Pero Coello cuestiona ese reglamento pues asegura que de acuerdo a la Constitución (art. 171) los reglamentos no pueden modificar las leyes, “Si la ley dijera que la ubicación de los casinos se determinará en el reglamento ahí sí procedería”, afirma. Por último, añade, que el Ministerio sólo se encarga de registrar al casino y que es el Municipio el que da la licencia de funcionamiento, pues tiene esa competencia.

Al debate ya entró el subsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, quien solicitó un informe sobre el tema a la Fundación Malecón 2000, al que luego cuestionó asegurando que no justifica la construcción del casino y anunció que ya pidió más información al Alcalde de Guayaquil. Jaime Nebot le dijo a Mera que “se excuse de emitir opinión en este tema, porque el estudio jurídico del cual forma parte ha atendido asuntos relativos al negocio de casinos”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook