Edición Latinoamérica
22 de Octubre de 2020

España

Las casas de apuestas deportivas podrán abrir en Valencia a fines de este año

(España).- Los valencianos mayores de edad podrán apostar en breve sobre eventos deportivos sin tener que recurrir a Internet. Según ha confirmado el periódico ABC, la Conselleria de Economía y Hacienda está redactando el borrador de la futura normativa que regulará la instalación de casas de apuestas en la Comunidad Valenciana, texto que se prevé aprobar a finales de este año.

L

a Generalitat llevaba dos años meditando la elaboración de una normativa al respecto. Durante este tiempo, responsables de la Conselleria de Economía han recibido a representantes de las principales casas de apuestas del mundo interesadas en ingresar al mercado valenciano.

Aunque no se tiene todavía un borrador definitivo, estas mismas fuentes develaron que, entre los requisitos que se exigirán a las empresas interesadas, constará la exigencia de una solvencia demostrable. Lo que ya se tiene decidido, al igual que en el resto de autonomías que ya se ha regulado el sector, es que en principio sólo se permitirá la realización de apuestas deportivas.

El objetivo es el de ir “poco a poco”, según comentaron las mismas fuentes, quienes agregaron que es necesario que la población valenciana vaya familiarizándose con esta nueva modalidad de juego para poder llegar a la situación del Reino Unido, donde se hacen apuestas sobre todas las situaciones donde va a haber un resultado cierto (como, por ejemplo, en las elecciones presidenciales o en situaciones aún más excepcionales, como la elección de un nuevo Papa).

Desde la Conselleria de Economía se espera tener el borrador definitivo cerrado en el verano español; por lo que, según calculan, la nueva norma podría estar aprobada antes del fin de 2008.

Para cumplir los plazos se han mantenido distintos contactos tanto con las casas de apuestas -procedentes de países como Reino Unido, Italia o Grecia- como con representantes del sector del juego español para recabar su opinión. Es más, tras la tramitación de la regulación, estas empresas podrán presentar alegaciones.

El principal aliciente con el que se encuentra la Generalitat estriba en el importante incremento recaudador que se derivará de la concesión de licencias y de los impuestos que se fijarán. En 2007, la Administración autonómica recaudó por el juego -bingos, casinos y máquinas recreativas son de su competencia- alrededor de 280 millones de euros.

Las expectativas de la Conselleria de Economía respecto a los ingresos que resultarán, aunque son extremadamente positivas, son difíciles de cuantificar: no se sabe cuánto negocio puede desarrollarse porque no existe una “cultura de la apuesta” en la Comunidad valenciana, es una incógnita cómo reaccionará la población y se desconoce con qué rapidez se van a extender los nuevos establecimientos por la región.

El otro aspecto que todavía no se ha concretado al detalle es el de la tributación. A los impuestos por volumen de negocio se añade la tasa fiscal que se aplicará al “win” (un porcentaje sobre lo que recaudan las empresas cuando ya se ha restado lo que éstas devuelven en premios), la cual rondará el 10%. Igualmente, estas mismas fuentes resaltaron su positivo impacto sobre el empleo, ya que se crearán nuevos puestos de trabajo.

Por ahora, el sector del juego instalado en la Comunidad ha recibido la noticia con disparidad de opiniones, según afirman desde la Conselleria. Mientras que unos ven a las casas de apuestas como una amenaza a su negocio, otros consideran el nuevo modelo como un complemento para su oferta que les puede beneficiar y mejorar su actual situación.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook