Edición Latinoamérica
24 de Octubre de 2020

El negocio mueve 650 millones de euros

Las apuestas online crecen en España

(España).- Las apuestas online cada vez aumentan más en España, ya que 130.000 internautas han convertido esta práctica no autorizada en un negocio que ya mueve 650 millones de euros, aunque los expertos aseguran que el auténtico “boom” del sector está todavía por llegar. A nivel europeo, Reino Unido se erige como la meca de un juego al que Estados Unidos declaró la guerra.

S

egún datos de la Asociación Española de Apostantes por Internet (AEDAPI), en España ya hay 130.000 usuarios que lo hacen y que durante el año 2007 se jugaron un total de 650 millones de euros, un 57% más que en 2006.

La asociación, que recopila cada año el volumen de apuestas gestionadas por las principales compañías que reciben órdenes desde territorio español, está convencida de que el sector del juego online todavía no ha vivido su mejor momento. De hecho, espera que 2008 sea un gran año, a juzgar por las previsiones, que estiman un crecimiento del 84% con respecto a 2007 y más de 200.000 jugadores activos que pongan sobre el “tapete” alrededor de 1.200 millones de euros.

Sacha Michaud, portavoz de AEDAPI y director de la Web de apuestas Betfair Iberia, asegura que el crecimiento del sector en España ha sido “muy fuerte en los últimos tres o cuatro años”, aunque “es muy fácil crecer con números pequeños”, precisa.

A nivel de Europa, Reino Unido puede considerarse la meca de los juegos de azar, ya que allí son legales las casas de apuestas y existen 1,2 millones de jugadores activos por la Red que mueven más de 24.000 millones de euros, calcula AEDAPI.

Son muchas las empresas que operan en este país de forma regulada y están normalizadas a nivel social; algunas incluso cotizan en el índice Ftse de la Bolsa de Londres. Es el caso de William Hill, cuyas acciones parecen estar pasando una mala racha al caer un 30% en lo que va de año. Cuenta con más de 1.500 oficinas y factura 2.500 millones de dólares anuales. Asimismo, los títulos de Ladbrokes, la mayor compañía británica dentro de esta industria, pierden cerca de un 8%. Dispone de más 2.200 establecimientos de apuestas y varios sitios Web para jugar al poker, al casino o al bingo. Otras compañías de éxito con sede en Reino Unidos son Sporting bet, Partygaming y 888 Holdings.

En Malta y Finlandia también está permitida esta actividad, que desde España debe realizarse a través de servidores ubicados en otros países. De esta forma, los clientes españoles se mueven en un vacío legal.

No obstante, el pasado 28 de diciembre se aprobó en el Congreso promover una ley nacional para regular las apuestas deportivas. “Vamos por buen camino porque sería una ventaja para los clientes, que tendrían más información y transparencia; para las empresas, que podrían establecerse físicamente en España, y para el propio país, que recaudaría más impuestos”, afirma Michaud.

Por su parte, Estados Unidos, ha ilegalizado definitivamente esta práctica “online”. A finales de 2006 el Senado estadounidense aprobó una ley por la que multitud de empresas tuvieron que suspender sus servicios. La normativa prohíbe el uso de tarjetas de crédito, cheques y giros electrónicos para apostar por Internet.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook