Edición Latinoamérica
28 de Octubre de 2020

Construirá 16 salas de juego de menor tamaño

El Gobierno británico descarta los planes para un súper casino

(Gran Bretaña).- El Gobierno de Gran Bretaña finalmente desechó ayer los controversiales planes para edificar el primer súper casino británico estilo Las Vegas, al dar luz verde a la construcción de una nueva generación de 16 casinos de menor tamaño.

E

l súper casino fue designado para que se construyera en Manchester, antes de que la idea fuera eliminada por Gordon Brown en julio pasado, poco después de convertirse en primer ministro.

El ministro de Cultura, Andy Burham, finalmente confirmó que el Gobierno estaba descartando la idea en una declaración al Parlamento, terminando así con casi un año de deliberación y confusión. No obstante, los planes para los 16 nuevos casinos, aún más grandes que los actuales casinos británicos, recibieron el visto bueno.

Ocho de ellos tendrán 150 máquinas tragamonedas y fueron destinados a Great Yarmouth, Hull, Leeds, Middlesbrough, Milton Keynes, Newham, Solihull y Southampton. En tanto, Bath, Dumfries and Galloway, East Lindsey, Luton, Scarborough, Swansea, Torbay y Wolverhampton, recibirán casinos más pequeños con 80 máquinas.

El Gobierno tomó medidas para evitar amenazas legales por parte de Manchester y Blackpool -que postulaban a recibir el súper casino- debido a que se descartó el proyecto, prometiendo dinero en efectivo para impulsar la regeneración.

Manchester recibirá cerca de 10 millones de libras esterlinas (U$S 13.266.470), mientras que Blackpool recibirá un total de 300 millones de libras esterlinas, aunque gran parte de ello ya había sido prometido.

Manchester fue el sorpresivo ganador de la licitación para adjudicarse el súper casino en enero pasado, escandalizando a políticos, apostadores y observadores de la industria por igual, cuando derrotó a Blackpool, Glasgow y Londres.

Sin embargo, los planes fueron desbaratados dos meses después, cuando legisladores de la Cámara Alta británica votaron en contra del proyecto tras lidiar con el cabildeo ejercido por defensores contra las apuestas, líderes de la Iglesia, partidarios de la oferta de Blackpool y casas de apuestas que ya tienen casinos en Manchester.

Bajo el mandato del ex primer ministro Tony Blair, el Gobierno ya vislumbraba una serie de súper casinos al estilo de Las Vegas a lo largo de Gran Bretaña, para atraer turistas, inversión y crear plazas de empleo en áreas necesitadas.

El ayuntamiento de Manchester City estimaba que el súper casino hubiera generado 2.700 empleos en sus 5.000 metros cuadrados de pisos de apuestas y bares, además de hoteles, cines y restaurantes colindantes.

El cambio de decisión ha irritado a los grandes operadores de casinos de Estados Unidos.

Un ejecutivo de alto rango de Las Vegas Sands dijo este mes a Reuters que los 16 casinos más pequeños eran "malo casinos pequeños y poco óptimos," y que la empresa no "hubiera gastado el combustible del jet" de haber sabido que la administración de Gordon Brown cambiaría sus planes.

Rank, con base en el Reino Unido, y la compañía privada Gala Coral han dicho que postularán a operar al menos algunos de los 16 casinos, como lo han London Clubs, propiedad de Harrah, y Stanley Leisure, de Genting.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook