Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Estados Unidos

Miami Dade aprobó la operación de slots

(Estados Unidos).- Los votantes del Condado Miami-Dade le dieron el “sí” a las tragamonedas en las pistas de caballos y de perros y en el frontón de jai-alai, cambiando su oposición en el 2005 para aprobar la nueva forma de juego.

C

on el voto, Miami-Dade se unirá al condado Broward y a la Tribu Seminole para ofrecer las máquinas de juego estilo Las Vegas, impulsando la región del sur de la Florida hacia un futuro más cercano como destino de juego.

En el canódromo Flagler Dog Track, las fuerzas a favor de las máquinas celebraron una victoria que les costó bastante. El grupo Yes for a Greater Miami-Dade gastó más de U$S 6 millones en su campaña.

“Este es el día más grande y más feliz de mi vida”, dijo Isadore Havenick, vicepresidenta de desarrollo de negocios del Flagler Dog Track. “Hemos trabajado tan duro tantos años, hablando solamente de esto, pensando solamente en esto. Me siento como si hubiéramos ganado el Superbowl”.

En 2005 un 52 por ciento de los votantes de Miami-Dade dijeron “no” a las máquinas. El Condado Broward las aprobó por 57 por ciento. Tres hipódromos y canódromos en Broward ya tienen las máquinas estilo Las Vegas, mientras que en Miami-Dade la industria de las totalizadoras ha estado luchando para seguir a flote.

El voto significa que los propietarios de Flagler Dog Track, el hipódromo de Calder y el Miami Jai-Alai podrán ahora instalar hasta 2.000 tragamonedas en sus edificios. Los propietarios del canódromo Flagler ya dijeron que van a invertir entre U$S 80 y U$S 100 millones en renovaciones, incluyendo un casino y un anfiteatro al aire libre para crear un complejo de deportes.

El Miami Jai-Alai también podría atravesar cambios. Tiene un contrato dando a la compañía de casinos Isle of Capri, de St Louis, los primeros derechos para negociar la compra del frontón de jai-alai, ahora que las máquinas de juego fueron aprobadas. Isle ya es propietaria de The Isle en Pompano Park, una pista de caballos de tiro y casino, además de casinos en las Bahamas.

Para los grupos que se oponían (más fragmentados y con menos dinero) los resultados del martes llegaron como conclusión lamentable a una corta campaña.

“Ellos (los parimutuales) comenzaron en noviembre pasado”, dijo el alcalde de Hialeah, Julio Robaina, que dirigió uno de los grupos más conocidos llamado Truth for Our Community (La verdad para nuestra comunidad). “Nosotros hace dos semanas”. Robaina inicialmente dijo que se opondría a la medida por una razón: porque excluía el hipódromo de Hialeah. El clausurado, aunque famoso hipódromo, pudo haber vuelto a abrir si hubiera sido elegible para las máquinas de juego, al igual que otros hipódromos en el condado, dijo.

Robaina amplió más tarde su oposición para incluir la adicción al juego, el abuso de los galgos que se usan en las carreras y escepticismo sobre los prometidos beneficios económicos y educativos de los impuestos de los juegos en Miami-Dade. El ex gobernador Jeb Bush y el ex senador Bob Graham también prestaron sus nombres al grupo.

El presidente de la Cámara de Representantes, Marco Rubio, pasó el día en el Auditorio Milander de Hialeah, exhortando a los votantes a firmar una petición sobre impuestos a la propiedad, pero manteniéndose neutral en la cuestión de las tragamonedas.

“Tengo una obligación moral y personal para oponerme al juego, pero no creo que es mi deber imponérsela a otros”, dijo. “Creo que los juegos hacen víctimas a los pobres, a los ancianos y a la clase trabajadora”, agregó.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook