Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Para evitar incidentes ante el conflicto gremial que sigue sin solución

Argentina: apostadores y empleados ingresaron en botes al Casino Puerto Madero

(Argentina).- Empleados del casino flotante de Puerto Madero y apostadores fueron trasladados el fin de semana en catamarán hasta una de las naves en las que funcionan las salas de juego, para evitar eventuales incidentes con los trabajadores despedidos que acampan en las inmediaciones.

P

or la peatonal Caminito, en el barrio porteño de La Boca, empleados del casino flotante y apostadores abordaron ayer botes con destino al barco “Estrella de la Fortuna”, una de las dos naves ancladas en la Dársena Sur de Puerto Madero en las que funcionan las salas de juego.

Mientras, los más de cien trabajadores cesanteados continuaban con un acampe en el cruce de la avenida Elvira Rawson de Dellepiane y Costanera Sur, mientras otros permanecieron en la intersección de esa avenida con Brasil, acompañados por un vallado humano de prefectos.

“Hay un mini estado de sitio”, bromeó Víctor Kivensky, uno de los delegados. Los trabajadores cesanteados denunciarán en el Ministerio de Trabajo el transporte en embarcación, al considerar que se trata de una “metodología riesgosa e ilegal”, porque no está contemplada en el Convenio Colectivo laboral.

Además, mientras Casino Puerto Madero sostuvo que trabajó “un 60 por ciento” del personal el fin de semana, los representantes de los manifestantes señalaron que trabajó “sólo un 7 por ciento”.

María Laura Ríos, gerenta de Marketing del casino, dijo que “asistió el 60 por ciento de los empleados” e indicó que “las salas de juego funcionan a un diez por ciento de su capacidad”. Además, Ríos señaló que “desde esa embarcación, los apostadores que quisieron entretenerse con los tragamonedas pasaron luego al buque Princess, en el que están instaladas esas máquinas”.

El viernes último los trabajadores despedidos intentaron impedir el ingreso de los empleados. Durante la protesta, fue apedreada una combi e intervino la Prefectura. Hubo cuatro heridos y un detenido.

Mientras tanto, otro grupo de ex empleados continuaba el sábado en Plaza de Mayo y dos trabajadores despedidos mantuvieron ayunos frente a la Catedral Metropolitana, donde permanecen encadenados a una columna desde la mañana del viernes último.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook