Edición Latinoamérica
12 de Julio de 2020

La industria espera provocar cambios que atenúen la ley antes del verano de 2009

El presidente ruso firmó la ley para relocalizar los casinos y salas de slots

(Rusia).- La semana pasada, el Presidente Vladimir Putin firmó una ley que cierra los casinos y salas de slots en las principales ciudades de Rusia y se verán forzados a relocalizarse en las cuatro zonas de juego designadas a lo largo del país.

S

e esperaba que la firma del proyecto de ley por parte de Putin se produjera luego de una aprobación casi unánime en las dos cámaras del parlamento con respecto a la medida que él presentó.

El proyecto de ley alienta a la creación de cuatro zonas de juego legal en el enclave báltico de Kaliningrado, la región Primorsky en la Costa del Pacífico, la región de Altai en Siberia y cerca de las ciudades sureñas de Krasnodar y Rostov.

Las operaciones de casinos y slots en cualquier otro lugar del país serían prohibidas a partir del 1 de julio de 2009. Los sitios en los cuales se planificaron las zonas no cuentan por el momento con la infraestructura necesaria y están lejos de Moscú, la capital del país.

“Estas son medidas represivas, esencialmente, significan una prohibición”, dijo Yevgeny Kovtun, vice presidente de la Asociación de Negocios de Juego, que une a 30 empresas de juego en un negocio de US$ 6 mil millones.

Con la excepción de una lotería nacional, los ciudadanos soviéticos no tenían ningún lugar para jugar. Eso cambió con la caótica llegada del capitalismo: los casinos de neón se expandieron en las grandes ciudades, algunos de ellos, con premios como autos de lujo o US$ un millón en efectivo. Mientras tanto, las salas de slots proliferaron en todo el país, algunas incluso cerca de escuelas.

Los funcionarios públicos de todo el país respondieron a ese hecho, junto con el intendente de Moscú, quien una vez amenazó con cerrar todos los casinos de la ciudad. Con la nueva legislación, no se permitirá la apertura de nuevos casinos o salas de slots en el país, y para el verano, se permitirá que sigan operando solamente aquellos cuyos activos valgan más de US$ 23 millones.

Aquellos que sobrevivan tendrán que ser reubicados después del verano de 2009, si bien la industria espera provocar cambios que puedan suavizar la ley antes de esa fecha.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook