Edición Latinoamérica
17 de Enero de 2021

Estados Unidos

El pacto con la Tribu Seminole sería beneficioso para la Florida

(Estados Unidos).- Los expertos en asuntos relacionados con el juego en casinos de aborígenes dicen que considerando la débil posición del Estado para negociar con la Tribu Seminole, los funcionarios estatales lograron un pacto justo que será más beneficioso aún si la Tribu expande enérgicamente sus operaciones con las nuevas máquinas tragamonedas y los juegos de naipes como blackjack.

E

l pacto de 25 años coloca a la Florida “en la misma categoría de los Estados más grandes”, dijo Steven Light, co-fundador del Instituto para el Estudio de Leyes y Medidas sobre Juego en Casinos de Aborígenes en la Universidad de Dakota del Norte. “No se puede ver simplemente el futuro inmediato. Se trata de un pacto muy lucrativo para el Estado en los próximos años”.

El primer año, la Florida recibirá U$S 100 millones, la mitad será pagada cuando el Departamento del Interior apruebe el acuerdo, llamado un “compacto”. El segundo año, el Estado recibiría un mínimo de U$S 125 millones y, al año siguiente, U$S 150 millones.

En comparación, el año pasado, el Estado de Connecticut recibió una tajada de U$S 430 millones como su parte en los ingresos de U$S 2.500 millones de los casinos de sus tribus Foxwoods y Mohegan Sun. Según un “compacto” firmado en 1994, esos casinos le pagan a ese Estado un 25 por ciento de los ingresos recibidos por las máquinas tragamonedas por los derechos exclusivos para tener una serie completa de juegos de casinos.

California, con casi un total de 60 casinos de aborígenes que produjeron ingresos de U$S 7.700 millones en el 2006, es el mayor Estado con casinos de aborígenes. Actualmente, con nuevos “compactos” que obligan a las tribus a pagar entre el 10 por ciento y el 25 por ciento de sus ingresos, el Estado de California espera recibir más de U$S 400 millones el año entrante.

El “compacto” de la Florida tiene el mismo porcentaje después del segundo año. Los Seminoles pagarán el 10 por ciento anual de “las ganancias netas” (dinero apostado menos el dinero pagado en premios) de U$S 2.000 millones al año. Los ingresos mayores que éstos pagarían un impuesto en una escala que alcanzaría un 25 por ciento sobre U$S 4.500 millones al año.

Esto realmente tomaría bastante tiempo, aún con las nuevas máquinas tragamonedas y los juegos de naipes. Actualmente, la Tribu genera U$S 1.200 millones al año en sus siete casinos localizados por todo el Estado, mayormente procedentes de las máquinas de “bingo”.

Según el experto Alan Meister, del grupo “Analysis Group”, los funcionarios de la Florida negociaron desde una débil posición, ya que el Departamento del Interior amenazó con aprobar, unilateralmente, el uso de máquinas tragamonedas estilo Las Vegas si la Florida no llegaba a un acuerdo para el 15 de noviembre.

Además, Meister dijo que la Tribu ya tenía un negocio bastante lucrativo sin ayuda del Estado, de manera que “no creo que el Estado tenía mucho para negociar”.

Así y todo, el Estado podrá recibir como U$S 1.000 millones durante los primeros cinco años y tanto como U$S 500 millones anualmente durante el resto de los 25 años del “compacto”, dijo George LeMieux, jefe de la plana mayor del Gobernador Charlie Crist. “Logramos un pacto muy competitivo”, dijo LeMieux.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook