Edición Latinoamérica
24 de Noviembre de 2020

La industria del juego busca apoyar este proyecto

Impulsan en Cataluña, España, un programa para prevenir la ludopatía

(España).- Responsables de las conselleries de Interior y Salut ya se han reunido con empresarios de casinos, bingos, salones recreativos y fabricantes y operadores de máquinas tragamonedas para estudiar cómo aumentar la prevención del juego patológico. También atañe a otras apuestas, incluida la lotería de la Generalitat.

A

penas se empieza a concretar, pero en el Govern se ven bien medidas como las alertas en las tragamonedas, admitieron los consellers de Interior, Joan Saura, y de Salut, Marina Geli. “Alguna cosa haremos, igual que se advirtió del riesgo del tabaco”, dijo Saura. Para Geli, el problema del juego es similar al del alcohol: “En pequeñas dosis no hay problema, forma parte de nuestras vidas, pero hay un límite a partir del cual se da una adicción que causa daños. Daña la salud mental, la vida y relaciones y la economía del afectado”.

Los dos consellers apuntaron que la responsabilidad de un juego de azar sin riesgo corresponde a cada individuo y también a la industria. “Hay un debate abierto igual que en otras áreas con problemas de salud”, dijo la consellera. Por eso, se han empezado a discutir con empresas del sector medidas como información de los riesgos en los lugares de juego o formación de los profesionales para ayudar a prevenir adicciones. Interior ha presentado a un experto, el holandés Pieter Remmers, quien ayudará a la industria a formular propuestas. Jocs i Espectacles ha creado comisiones de trabajo con cada subsector del juego y lanzará un distintivo para identificar los locales que adopten medidas. “Todo será con un mensaje positivo, nada prohibitivo”, aseguró Geli. Saura avanzó que el sector quiere colaborar.

Geli recordó que en los últimos años ya se ha reforzado la detección de comportamientos de riesgo adictivo y el tratamiento de ludópatas. Desde Interior se apunta que el registro en el que los mismos ludópatas se inscriben pidiendo que si acuden a una sala de juego se les prohíba la entrada ya suma 30.000 personas. En el 2006 se apuntaron 2.522 jugadores y este año, hasta el 1 de septiembre, 1.351.

En el ámbito de la salud, en cinco años se han duplicado (ahora son diez) las unidades especializadas de atención a adicciones (no de drogas) en Catalunya. Además, se quiere que los médicos de atención primaria detecten más casos y orienten hacia el tratamiento.

El año pasado, se atendieron a 932 personas por problemas de juego patológico en la sanidad pública (347 en centros de primaria y 585 en unidades especializadas). El 95% son hombres (las mujeres juegan menos pero además tardan más en buscar ayuda, les cuesta más admitir la adicción) y los hay de todas las edades, pero la edad media es de 35 años. “Es inferior a años atrás y eso indica que hay una concienciación del problema más temprana, lo que facilita el tratamiento y seguramente permitirá que tenga más éxito”, explicó Àngels González, experta en adicciones que asesora a Salut y dirige la unidad especializada del hospital de Mataró.

El perfil más habitual del ludópata que buscó ayuda médica o psicológica es de un hombre casado y con trabajo. La mayoría son personas que juegan en las máquinas tragaperras, no en casinos o bingos", advirtió González. Lo atribuye a que las máquinas son más accesibles (las hay en cualquier bar), mientras que de bingos o casinos hay menos y funciona en ellos la autoprohibición de entrada.

Las adicciones también se renuevan. Los médicos han comenzado a ver casos de adictos a jugar en la bolsa en Internet, aseguró González. Esto ha hecho que Salut e Interior citen en su folleto informativo la bolsa entre los juegos de azar. Saura y Geli explicaron que se trata de personas que juegan a la bolsa en Internet sin conocer los mecanismos de inversión, más bien con actitud de apuesta. Señalaron que también deben tenerse en cuenta las apuestas deportivas (o en juegos de cartas en los que se apuesta dinero), en las que se generan adicciones y que también crece su oferta en Internet.

Interior y Salut firmaron el convenio para desarrollar el programa de medidas, que incluye un folleto que se repartirá en lugares de juego, en el que se indica qué conductas son adictivas o se dan consejos. Se podrán hacer además consultas las 24 horas todos los días en el teléfono Sanitat Respon (902-111-444), que ha preparado a personal para atender a personas que creen que tienen adicción. Y, en breve, funcionará una Web.

Con estas medidas, en que las consultas se podrán hacer de manera anónima, se quiere facilitar el primer paso a las personas para que identifiquen que tienen un comportamiento de riesgo o ya sufren una adicción. El paso siguiente sería buscar ayuda médica. Se estima que en España, como en otros países vecinos, un 0,9% de la población ha tenido o tiene problemas con el juego y un 0,3% ha tenido una conducta adictiva el último año. La Generalitat realiza un estudio para determinar con mayor exactitud la prevalencia del juego patológico y a qué se juega.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook