Es la cuarta sala que se inaugura con sus equipos en el país

Brabingo equipó un nuevo bingo en México

14-09-2007
Tiempo de lectura 1:41 min
(México).- Dentro de su política de internacionalización de las actividades, Brabingo, el fabricante brasileño de equipamiento para bingos, equipó la sala que se inauguró en Querétaro, México, con capacidad para 350 personas. Esta es la cuarta que la firma equipa en el país. Para fin de año habrá dos nuevas inauguraciones y otras seis están en una fase avanzada de negociaciones.

“Resolvimos centrar nuestros esfuerzos en el exterior, en función de la paralización de la actividad en Brasil, lo que nos deja muy insatisfechos con la falta de una política adecuada para el sector en nuestro país. Como no podíamos simplemente quedarnos de brazos cruzados o despedir a nuestros empelados, pasamos a buscar en el exterior oportunidades de negocios para mantener nuestro equipo y toda la tecnología que significa el montaje de una sala”, dijo Miguel Ángel Puyol, director de la empresa.

Desde el comienzo del año la producción de Brabingo está totalmente volcada al mercado internacional, lo que ya garantizó a la empresa negocios en Colombia (dos salas ya inauguradas y otras cuatro por abrir) y Argentina, donde la empresa ya instaló sis equipamientos en más de diez bingos y mantiene una saludable asociación con BS Group, empresa formada por la propia Brabingo y por Sielcon. Además, en la Argentina la empresa está reinaugurando el Bingo Lanús (operado por Codere) y abriendo dos nuevas salas con tecnología de plasma en Melincué (provincia de Santa Fe) y en Carlos Paz (Córdoba).

Según Miguel Puyol, la empresa mantiene negociaciones avanzadas también en Guatemala y en Panamá, además de algunas posibilidades más en otros países de América Latina. “Es una pena no poder colocar a disposición del mercado brasileño toda la tecnología que hemos desarrollado en los últimos años. Brasil, que fue una referencia en todo el mundo en el sector de bingos, hoy pierde una oportunidad de oro de generar decenas de millares de empleos y centenas de millones de reales en impuestos para ser aplicados por el gobierno en el sector social. Para tener idea, un estudio del Centro de Estudios Globales de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), de Argentina, señaló que el año pasado más de 4,5 millones de personas fueron una o más veces a una sala de bingo y de máquinas. Y lo más interesante, es que debería servir de incentivo al gobierno brasileño para regular los bingos: apenas las salas de bingo y máquinas de la provincia de Buenos Aires, que poseen control online, aporta U$S 419 millones en impuestos y generan más de 14 mil puestos de trabajo”, afirmó.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS