Edición Latinoamérica
26 de Octubre de 2020

Negocios minoristas, bancos y supermercados son algunas de las opciones

Las restricciones de juego en Rusia hacen que los operadores piensen en negocios alternativos

(Rusia).- La legislación que prohíbe las salas de juego y los casinos puede dejar a muchos operadores fuera del negocio, por eso es que muchos están buscando nuevos horizontes en otros países, mientras que otros están pensando en asociarse para realizar negocios alternativos.

E

n junio, la gobernadora de St Petersburgo, Valentina Matviyenko, firmó un decreto para abolir las empresas de juego en la ciudad, a ser efectivo a partir del 1 de enero de 2008 - exactamente un año después de la introducción de la ley federal.

La mayoría de los 21 casinos de la ciudad y las 571 salas de juego van a tener que cerrar, aunque 19 de ellos permanecerán abiertas en 2008. Ella sugirió que usaran sus instalaciones para comercios minoristas, bancos y otros servicios y que entrenaran a sus empleados.

Ritzio Entertainment Group, el operador de juegos más grande del país, inició tratativas en julio con la firma minorista de comidas moscovita, Dixy Group, para lograr que los clubes de juego de St Petersburgo se conviertan en supermercados. Ambas empresas pretenden armar un negocio conjunto para abrir 50 tiendas bajo la marca V-Mart en las antiguas salas de juego de Ritzio en dicha ciudad.

Dixy es la cuarta cadena de supermercados del país en ventas, y maneja 347 negocios, incluyendo 336 tiendas Dixy, cinco supermercados Megamart y seis supermercados Minimart en tres distritos federales.

Los expertos dicen que la sociedad permitirá que Dixy se expanda sin incurrir en gastos extra, mientras que Ritzio entra al negocio minorista con un riesgo mínimo. En tanto Andrei Nikitin, analista del negocio minorista con UralSib, dijo que el trato entre Ritzio y Dixy fue específico en la industria y no cree que vaya a convertirse en una tendencia a lo largo del país.

La municipalidad de Moscú está siguiendo “el espíritu y la letra de la ley federal de juegos y apuestas”, dijo Valery Ivanov, Vicejefa de la comisión de negocios de juego de la ciudad. No se prohibirá la ley en tanto entre en vigencia la ley federal. Otros, por lo tanto, han adoptado una actitud de cautela, esperando que algo cambie o que se dilate la implementación de la ley.

"Si nada cambia con la ley de juego, probablemente transformemos nuestras propiedades en sedes de entretenimiento- restaurantes, clubs y bares," dijo Lavrenty Gubin, vocero de Storm International, un grupo de casinos que opera la cadena Super Slots y varios casinos, incluyendo la moscovita Shangri La. Sin embargo, no todas las sedes de juego poseen propiedades que puedan convertirse en espacios para comercios minoristas.

Mientras los operadores de juego pueden reposicionar sus negocios, cerca de 500.000 trabajadores podrían quedar despedidos, dijo Samoli Binder, Vicejefe de la Asociación para el Desarrollo de los Negocios de Juego.

En tanto Yury Andreyev, consultor de Russian Economic Barometer, dijo que la economía podría llegar a absorber a casi quinientos mil trabajadores del sector de juego una vez que la ley entre en vigencia. "El impacto no debería exagerarse. La industria del juego no va a cerrarse de un día para otro, y los operadores pueden hacer uso del período de trancisión para hacer los ajustes necesarios”, dijo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook