Edición Latinoamérica
19 de Octubre de 2020

A cargo del senador Garibaldi Alves Hijo

Presentan el Proyecto de Ley para la regulación de los bingos en Brasil

(Brasil).- El Proyecto de Ley del Senado (PLS 359/07) presentado por el senador garibaldi Alves Hijo (PMDB-RN) regula la explotación de los juegos de bingo en todo el territorio nacional. El ex redactor de la CPI de los Bingos, argumenta en la justificativa de la propuesta que la legalización de los bingos va a proporcionar a la generación de empleo y renta, además de reunir fondos para inversiones sociales.

E

l tema está en la Comisión de Constitución, Justicia y Ciudadania (CCJ), esperando el parecer del redactor Mozarildo Cavalcanti (PTB-RR). Después de la CCJ, la propuesta será enviada para el análisis de la Comisión de Asuntos Económicos (CAE), donde podrá ser apreciada en carácter definitivo.

La regulación, afirma el senador, también va a inhibir la asociación ente salas de bingo y prácticas criminales, pues las actividades serán fiscalizadas por el Poder Público. El juego de ingo, dispone el proyecto, sera explotado como modalidad de servicio público de los estados y del Distrito Federal. Cada gobierno estatal designará un órgano competente que va a explotar el juego, o autorizar sociedades empresarias para hacerlo. Será autorizada apenas la explotación del llamado bingo convencional y del bingo electronico en salas especializadas, quedando prohibida la explotación del bingo electrónico en locales como bares, comercios y panaderías.

La misma empresa no podrá tener más que una autorización, que deberá ser requerida al órgano indicado por el gobierno estatal, con la presentación de documentos como copia de los actos constitutivos de la empresa, comprobante de inscripción en el Ministerio de Hacienda y comprobantes de regularidad junto a la reserva Federal y Seguridad Social, entre otros.

La empresa también será obligada a contratar servicios de auditoria con el objetivo de emitir informes mensuales sobre los sorteos y la prestación de cuentas. Además de eso, las actividades serán fiscalizadas por el estado (o por el Distrito Federal) y por el respectivo Ministerio Público Estatal.

Los recursos recaudados en cada sorteo de los bingos convencionales serán repartidos de la siguiente manera: 55% para la premiación; 25% para los gastos del establecimiento; 18% para la construcción y manutención de presidios y para el abastecimiento de los órganos de seguridad pública y 2% para el órgano del gobierno que fiscalizará las actividades de los establecimientos. Para el bingo electrónico son 65% para la premiación; 15% para el establecimiento; 18% para la seguridad pública y 2% para el órgano fiscalizador.

El proyecto también establece advertencias, multas, suspensión o casación de la autorización de explotación y hasta penas de reclusión para quien explote el juego de bingo sin autorización del órgano competente. Alves resalta en la justificativa de la propuesta que la prohibición del bingo no impide la explotación clandestina por todo el país.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook