Edición Latinoamérica
16 de Julio de 2020

El impuesto contempla diferentes maneras de cobro

Entró en vigencia, desde el 1 de julio, el tributo a los Juegos de Azar en Venezuela

(Venezuela).- Luego de varios ajustes, el texto se publicó en Gaceta y a partir del pasado domingo 1 de julio está vigente. De acuerdo a lo previsto en el instrumento ahora estarán pechadas las loterías, las actividades hípicas, las apuestas deportivas, las máquinas tragamonedas, los bingos y casinos.

S

egún las estimaciones del Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria y Aduanera (Seniat), el aporte que generaría el tributo en el transcurso del segundo semestre del año estaría por el orden de los 72 millones de bolívares (U$S 33.553), pero se estima que a partir del próximo año la contribución sea mayor. Las autoridades han manifestado que es necesario regular la actividad, debido a que anualmente se dejan de percibir 300 millones de bolívares (U$S 139.808).

De acuerdo a lo previsto en el marco legal, el impuesto a los juegos contempla diferentes maneras de cobro y se aplican tasas de acuerdo a la actividad.

Para las loterías y la explotación de espectáculos hípicos el gravamen oscila entre 10 y 15% sobre el monto de ingresos brutos percibidos en un mes. Las apuestas deportivas pagarán un gravamen que estará entre 6% y 10% del total de ingresos.

En el caso de la explotación de salas de bingo el impuesto oscila entre 12% y 20% aplicable sobre el monto de recursos percibidos en el mes.

En la explotación de casinos el impuesto se fijó entre 120 y 320 unidades tributarias sobre el monto de los ingresos brutos percibidos por jugadas realizadas en la salas de bingo. Las máquinas tragamonedas pagarán un mínimo de 40 unidades tributarias y un máximo de 200 unidades tributarias. En el caso de las máquinas en las que intervengan dos o más jugadores de forma simultánea la alícuota aplicable será la resultante de multiplicar el número de puestos de juego que disponga la máquina.

Para el resto de los juegos de envite y azar el tributo se encuentra entre 30 y 50% de los ingresos brutos. Esto abarcará los juegos que por ejemplo se realizan por mensajería de texto.

De acuerdo a lo indicado en el marco legal, aquellos operadores que no lleven los libros de apertura y cierre de las mesas de juego serán sancionados con multa de 500 unidades tributarias.

La multa se incrementará en 250 unidades tributarias por cada nueva infracción hasta llegar a un tope máximo de 3.000 unidades tributarias.

El organismo tributario exigirá a los operadores llevar en forma oportuna los libros, registros y documentos especiales para el control del impuesto, y deberán notificar a las autoridades la cantidad de mesas de juegos instaladas en los casinos así como en las salas de bingo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook