Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Los trabajadores reclaman que se reabraban porque están cerrados desde el 3 de mayo

Nuevos incidentes por el conflicto sindical en los casinos flotantes de Buenos Aires

(Argentina).- El conflicto por el encuadramiento gremial de los trabajadores de los barcos casino, que mantiene cerrados desde hace más de un mes a las dos salas de juego de la Costanera Sur porteña, sumó ayer su capítulo más violento. Un grupo de manifestantes que protestaba frente al Ministerio de Trabajo protagonizó fuertes incidentes con la Policía. El saldo fue de cuatro manifestantes y cinco policías heridos, más cinco detenidos.

E

l conflicto arrancó el 3 de mayo, cuando ambas salas de juego fueron cerradas por una huelga del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que reclama que los 2.000 empleados de los casinos pasen a su organización. Como las salas de juegos están en barcos, cuentan obligatoriamente con capitanes, jefes de máquina y marineros. En total, 10% de los trabajadores.

En tanto, el gremio de los trabajadores de juegos de azar (ALEARA) insiste con que los empleados no deben cambiar de encuadre sindical. El titular del SOMU es Omar “Caballo” Suárez, ligado al sindicalista y diputado Luis Barrionuevo; mientras que el de ALEARA es Daniel Amoroso, legislador porteño por el macrismo.

Durante las últimas dos semanas, los empleados de ALEARA habían cortado en varias oportunidades la avenida del Libertador, lo que provocó un caos de tránsito. Y el jueves pasado acamparon en la Plaza de Mayo. Durante esa protesta, afirman, el Ministerio de Trabajo les aseguró que iban a cobrar sus salarios de junio y que no serían despedidos.

“Como no nos respetaron el acuerdo y no cobramos, vinimos a manifestarnos”, contó el delegado Luciano Montaña. A partir de las 14, unos 400 trabajadores cortaron la avenida Leandro N. Alem entre Tucumán y Viamonte, y sólo dejaron libres dos carriles mano a Retiro. En la protesta, y como señal de apoyo, se les sumaron estudiantes de la FUBA, Raúl Castells, delegados de los subterráneos y representantes de partidos de izquierda.

La idea de los trabajadores era montar una cocina de campaña en la vereda del Ministerio, y repartir mate cocido entre los que protestaban. Según relataron, ellos y otros testigos, dos policías de civil se lo impidieron. Tras un forcejeo, empezaron los golpes. Segundos después intervino la Guardia de Infantería y comenzó un enfrentamiento que duró unos 20 minutos.

Dos trabajadores heridos tuvieron que ser trasladados al hospital Argerich por el SAME. Otros dos fueron atendidos en el lugar. También quedaron lastimados cinco policías. En tanto, cinco trabajadores fueron detenidos y otros seis quedaron demorados dentro de la sede de Trabajo. La manzana del Ministerio fue vallada por un centenar de policías.

El conflicto sindical coincidió con el cambio de manos de parte del paquete accionario de los casinos. Ambas salas de juegos pertenecían totalmente a la empresa española Cirsa. Pero a fines de abril le cedió la mitad a Casino Club.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook