Edición Latinoamérica
26 de Agosto de 2019

Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Podría haber un paro nacional del sector del juego por el conflicto de los barcos casino

(Argentina).- El titular del Sindicato de Trabajadores de Juegos de Azar, Daniel Amoroso, encabezó el pasado lunes una asamblea en la que se decidió convocar a una conferencia de prensa para el próximo lunes 28 de mayo, y si para esa fecha no se llega a una solución en este conflicto y reabren sus puertas los barcos Casino, se convocaría a un paro nacional del sector.

M

ientras Amoroso dirigía la asamblea, los abogados del gremio presentaron un recurso de amparo ante el juzgado laboral 72 para que garantice dos cuestiones esenciales: Que la empresa pague los sueldos de este mes y que el Estado asegure la reapertura del Casino.

Como el conflicto se inició el pasado 3 de mayo, la empresa operadora de los barcos-casino, Cirsa, dijo que sólo abonará el pago correspondiente a los días 1 y 2, y consignará judicialmente el resto de los sueldos hasta que el conflicto sea resuelto.

La presentación judicial del lunes se basó en una similar realizada durante el conflicto de Aerolíneas Argentinas, en la que el Estado brindó el combustible necesario para que los aviones pudieran volar. Aquí tendría que brindar la dotación de marineros que se requieren para abrir las puertas de los barcos.

Es que el problema surge a raíz de un reclamo del sindicato de marineros SOMU, que conduce Omar “Caballo” Suárez.

En el barco casino trabajan 2.400 empleados, de los cuales sólo 500 son del SOMU. En tanto que 1.900 son del sindicato de Amoroso. Pero como el barco está sobre el agua, Prefectura sólo habilita su apertura si cuenta con la dotación marinera completa (incluido el capitán).

En el mercado se cree que este inexplicable conflicto esta apoyado por el partido oficialista, que buscaría debilitar a la multinacional española Cirsa, con el objetivo de que el empresario Cristobal López (al que asocian con el presidente Kirchner) podría quedarse con todo el paquete accionario de los dos tentadores barcos casinos en Puerto Madero, de los que ya obtuvo en un 50 por ciento.

Sin embrago, la jugada no estaría exenta de riesgos: “Si no pagan los sueldos, esto termina mal. Ya le hicieron un escrache (manifestación popular) a Cristóbal López en el Hipódromo, no me quiero imaginar lo que sucedería si llega fin de mes y la plata no aparece”, afirmó una fuentes sindical.

Como sea, a López el cierre del barco casino no lo afecta, ya que la mayoría de sus clientes se están trasladando al Hipódromo, y en segundo lugar a las salas de juego de Avellaneda y Tigre. Lo que si logra este conflicto es debilitar notoriamente la posición de Cirsa.

Algunos números sirven graficar el tema: el Casino factura 3.600 millones de pesos al año (unos U$S 1.200 millones). La semana pasada, Leonardo Bonnasi, integrante del Cuerpo de Delegados explicó que “detrás de esta medida que afecta a tantos trabajadores hay una clara connotación política”.

“Intentan destruir nuestra organización sindical, convenio colectivo y remuneración, y como pantalla han montado un complot junto con el oficialismo, el SOMU, Lotería Nacional, al que se sumó Gastronómicos, aduciendo que el cierre se debe a un conflicto intersindical inexistente”, explicó el dirigente.

La mención hace referencia a la excusa esgrimida por el SOMU para sostener su accionar, reclaman que todos los trabajadores del barco se encuadren en su gremio. Sin embargo este tema ya tuvo un fallo en firme en Cámara a favor del sindicato de Amoroso en el 2003, y el SOMU nunca lo apeló.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook