Lo solicitó el director jurídico de la Lotería Nacional, Héctor Espino de la Peña

Piden que la Secretaría de Gobernación de México actúe ante el juego clandestino “La Bolita”

11-05-2007
Tiempo de lectura 1:58 min
(México).- El director jurídico de la Lotería Nacional, Héctor Espino de la Peña, aseguró que el sorteo clandestino de La Bolita está violando la Ley de Juegos y Sorteos y que le corresponde intervenir a la Secretaría de Gobernación.

“Nosotros no tenemos facultades para sancionar ni para actuar, no somos la autoridad competente”, dijo el funcionario. “Ellos no tienen el permiso de la Secretaría de Gobernación y es la Dirección de Juegos y Sorteos la que tiene facultades para intervenir”, señaló.

Espino de la Peña afirmó que lo único que pueden hacer es rescindir el contrato de comisión a los distribuidores de Lotería Nacional, que también venden estas rifas clandestinas porque está establecido que no pueden tener a la venta otro tipo de productos.

“Sí podemos actuar en los casos de los que venden estas rifas en los puntos de venta de la Lotería Nacional, porque el contrato dice muy claramente que no pueden vender otros productos similares. Sólo se autoriza que vendan Pronósticos Deportivos, que también es una entidad para la asistencia pública”, explicó.

Este sorteo clandestino llamado La Bolita opera en más de 100 ciudades importantes del país, encimado a los resultados de la Lotería Nacional, sin pagar impuestos a la Secretaría de Hacienda y sin tener los permisos de la Dirección de Juegos y Sorteos.

Tres presuntos bancos, que tienen su sede en Mérida, Yucatán, hacen sus sorteos todos los días, con miles de apostadores en todo el país que juegan a la par de los sorteos de la Lotería Nacional, el Zodiaco, el Tris y el Melate. Las rifas clandestinas se organizan primordialmente en Yucatán, Tabasco, Veracruz, Quintana Roo, Jalisco, Guanajuato y Puebla.

“La Secretaría de Gobernación tiene detectadas las operaciones de La Bolita en todo el país desde hace años, pero nunca han aplicado la ley”, reconoció un ex director de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación.

Los bancos de La Bolita (que llegan a tener hasta 50 empleados trabajando en forma clandestina en un día de sorteo), han conseguido que funcionarios del gobierno federal los dejen trabajar sin tener permisos y sin ser molestados legalmente.

Héctor Espino expresó que estas rifas clandestinas van en perjuicio de la asistencia pública que es a donde se canalizan los recursos de la Lotería Nacional.

El funcionario explicó que sí han detectado algunos casos aislados de vendedores de Lotería que expenden otros productos, y se les ha rescindido el contrato de comisión.

Héctor Espino señaló que no puede informar si es que han presentado una denuncia en contra de los dueños de La Bolita. “Esa información no la puedo dar. Pero cuando se infringe la ley, actuamos en consecuencia”, dijo.

En algunas regiones del país, La Bolita tiene tantos jugadores como la Lotería Nacional, y cuenta con una red de distribuidores muy seria y numerosa. La razón es muy sencilla: La Bolita paga 25 por ciento de sus ventas a los distribuidores, mientras que la Lotería Nacional les da sólo 10 por ciento.

Temas relacionados:
Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS