Edición Latinoamérica
16 de Septiembre de 2019

Llamó a los diputados a reformar las leyes

El presidente de El Salvador quiere prohibir los casinos

(El Salvador).- “Si dependiera del presidente, yo mañana los mando a cerrar”, dijo el primer mandatario, Elías Antonio Saca sobre las salas de juego de azar, ya que asegura el problema no se trata de a quien le compete llevar adelante el cierre de los casinos, sino en proceder a hacerlo. Esto en vista de que los diputados esquivaron la responsabilidad.

E

l gobernante manifestó su disgusto por la existencia de este tipo de negocios, porque a su juicio “allí lo único que hacen es desplumar a la gente más humilde del país; la que se envicia deja sus pocas pertenencias y por eso nosotros estamos en contra de eso", dijo.

Ya los diputados de las distintas fracciones legislativas dicen estar dispuestos a hacer las reformas legales pertinentes, siempre y cuando las autoridades competentes, en este caso las alcaldías o el Poder Ejecutivo definan si se regulan o se clausura de una vez por todas estos establecimientos.

Sin embargo, para Saca no hay medias tintas en este tema y manifestó claramente su total rechazo.

“Yo invito a los diputados a que prohíban los casinos en este país. Yo estoy dispuesto a pedirle a la fracción nuestra (ARENA) que votemos en contra de la existencia de los casinos. Deben cerrarse en el país”, propuso el mandatario.

Según dijo el gobernante, ya incluso ha dado instrucciones precisas a su ministro de Seguridad, René Figueroa, en el sentido de que se determine el tipo de reformas legales que se requieren para la clausura por la vía del decreto.

“¿Qué es lo que hay que hacer? A mí me parece que nos estamos tirando la pelota de un funcionario a otro. Yo le he pedido al ministro Figueroa desde hace algunos días un estudio de qué reformas legales tenemos que hacer para que desaparezcan los casinos”, aseveró.

De acuerdo al gobernante, hoy por hoy no se puede proceder contra los casinos, pues aunque existe una Ley de Policía que data del siglo antepasado, aún no existe claridad en cuanto a cómo proceder.

“Hay una Ley de Policía que es de mil ochocientos y tanto, hay disposiciones que son de las alcaldías, creo que hay que hacer una mesa de trabajo para buscarle una salida a este enredo, un enredo, creo, que es hasta provocado por algunos interesados en que existan casinos. Si depende del presidente yo le digo: mañana los mando a cerrar, hay que respetar las leyes y si hay que hacer reformas las vamos a hacer”, sentenció.

Recientemente, la Asamblea Legislativa emitió un decreto que prohíbe el funcionamiento de las máquinas tragamonedas en todo el territorio.

La policía y la Fiscalía procedieron a decomisar centenares de máquinas que se supone fueron introducidas al país de manera ilegal.

Pero aún así, las tragamonedas que existen en los casinos siguen operando sin que Fiscalía, las alcaldías o la Policía hagan cumplir con la disposición legal.

El presidente de la República envió el 1 de febrero al Congreso sus observaciones a un decreto aprobado por la Asamblea y propuesto por el PDC que frena el decomiso de las máquinas tragamonedas, y dejó en claro que ese tipo de aparatos son ilegales.

El mandatario asegura en las observaciones que está de acuerdo con los seis meses de mora para detener los decomisos, pero sugiere que ese plazo sirva para determinar si las máquinas tragamonedas fueron alteradas para que pudieran operar como juego de azar, aunque hayan ingresado legalmente al país. De comprobarse esto, las máquinas quedan prohibidas con base en el Código Municipal.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook