Senadores del PRI y PRD en contra de los centros de apuestas

Buscarán crear una nueva ley de sorteos en México

25-01-2007
Tiempo de lectura 2:02 min
(México).- Las fracciones de los partidos PRD y PRI en el Senado mexicano están de acuerdo en crear una nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos, para echar abajo el Reglamento en la materia avalado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El ex secretario de Turismo y actual senador priísta Pedro Joaquín Coldwell, deploró que los ministros del máximo tribunal no hayan declarado inconstitucional la Ley Federal de Juegos y Sorteos, aprobada durante el gobierno de Vicente Fox.

A su vez, el senador perredista Pablo Gómez consideró que los ministros acudieron a criterios políticos, no jurídicos. “Lo único que la Corte tenía que determinar es la constitucionalidad del reglamento, no dar argumentos de legisladores. ¡Que se postulen mejor para el Congreso! Han extraviado su vocación”.

Hizo notar que el reglamento, por el que se benefició a fuertes intereses monopólicos dejará de existir y tener vigencia al aprobarse una nueva ley en la materia.

Al respecto, el senador priísta José Mejía González dijo que su bancada insistirá en que se revise la legislación, ya que ese reglamento puede ser el primer paso para la instalación de casinos.

Joaquín Coldwell, quien preside la Comisión de Puntos Constitucionales, hizo notar que se sacó partido al hecho de que el reglamento avalado por la SCJN parte de una ley muy antigua y por ello ahora lo fundamental es actualizarla, para no dar cabida a juegos de apuestas, como la ruleta y los naipes, que desatan conductas compulsivas.

Se requiere, insistió, un nuevo marco legislativo que reconozca el tema del juego y las apuestas con base en la realidad, pero con la decisión de cerrar el paso a las apuestas que producen conductas compulsivas. “Ese debe ser uno de los fines de la ley, además de analizar cuidadosamente el tema de los juegos y apuestas por Internet, que son una realidad”.

El ex gobernador de Quintana Roo consideró que uno de los grandes retos es regular las apuestas por vía electrónica, ya que cuando se creó la actual ley en la materia no existían los avances tecnológicos actuales, que permiten jugar y apostar vía Internet.

“El problema es que el juego genera un problema de salud pública, con grandes costos para el Estado en la rehabilitación de los adictos. Está probado que, por ejemplo, en un radio de acción cercano a donde se establece un casino, aumenta el riesgo de que los jóvenes que viven en la zona se vuelvan adictos al juego. De ahí que en muchos países donde se permiten los casinos, éstos operan fuera de las ciudades”.

Insistió en que quienes han sido favorecidos con permisos para juegos de apuestas obtendrán grandes beneficios económicos y de alguna forma el gobierno percibirá algunos beneficios fiscales, pero los costos sociales serán muy altos.

De ahí que, detalló el senador Joaquín Coldwell, la nueva Ley Federal de Juegos y Sorteos tiene que partir de un estudio multidisciplinario muy serio en todo el territorio nacional, que podría estar a cargo de la Universidad Nacional Autónoma de México y otras instituciones, además de considerar acuerdos y legislaciones internacionales en materia de apuestas por vía electrónica.

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS