Edición Latinoamérica
14 de Agosto de 2020

El Grupo Camarero, más cerca del control del hipódromo

Puerto Rico: descalifican uno de los planes para El Comandante

(Puerto Rico).- El juez del Tribunal de Quiebras Enrique S. Lamoutte descalificó el plan que sometió el grupo Caribbean Thoroughbred Racingde para adquirir y reorganizar la operación del hipódromo El Comandante, al concluir que no se probó la viabilidad y no cumple con varios requisitos del Código de Quiebras de Estados Unidos.

L

a determinación del tribunal coloca al Grupo Camarero como el único con un plan “confirmable” y aproxima aún más a esta empresa al control del hipódromo.

El plan, que incluye la venta de los activos de El Comandante a Camarero, fue presentado por los representantes de los bonistas y principales acreedores en este proceso y fue, además, el que más respaldo recibió en dos votaciones entre los acreedores. En la última de estas, participaron los tres grupos que se disputaron el control del hipódromo.

En su decisión de 20 páginas, Lamoutte evalúa detenidamente el plan sometido por Caribbean y las objeciones levantadas por los bonistas, el Grupo Camarero, el Departamento de Hacienda y la Administración del Deporte Hípico.

Una de las fallas principales que señala al plan de Caribbean es la objetada segregación de una de las clases de acreedores con el objetivo de facilitar la confirmación de esta propuesta de reorganización.

El magistrado analiza cuantiosa jurisprudencia y concluye que no es aceptable esa segregación y la rechaza, aceptando así la objeción de los bonistas y de Camarero.

Quizás la determinación más importante del juez es que los proponentes de este plan no probaron la viabilidad del mismo para cumplir con sus compromisos económicos.

“El tribunal concluye que el proponente del plan no cumplió con su obligación de demostrar que el mismo es viable, porque a esta fecha la evidencia sometida a la corte no demuestra que se cumplieran todas las condiciones necesarias para la obtención del préstamo”, se indica en la orden.

La oferta de Caribbean era de $83 millones (U$S), de los cuales obtendría $75 millones (U$S) en un préstamo y sus accionistas se comprometían a aportar otros $14.5 millones (U$S). Parte de ese dinero iría a una reserva y al pago de reclamaciones de acreedores que aún están en disputa, además de obligaciones propias del trámite.

“El tribunal concluye que el plan de Caribbean falla en cumplir los requisitos de las Secciones 1129(a)(1),(8), (10) y (11). Por lo tanto, la confirmación del plan de Caribbean es denegada”, concluye el magistrado en su orden con fecha del 27 de diciembre.

Aún resta que el juez Lamoutte confirme el plan de los bonistas, que incluye la venta de los activos a Camarero. En una decisión conocida el pasado 12 de diciembre el magistrado determinó que ese plan es confirmable, pero no emitió la orden de confirmación en espera de esta evaluación del plan de Caribbean.

Este caso de quiebra del hipódromo El Comandante se inició en octubre de 2004 con una petición de reorganización bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras. Los actuales propietarios del hipódromo, la familia Wilson, se retiraron recientemente de la contienda por retener los activos.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook