Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

Mediante un convenio se capacitará a especialistas

Argentina: Buenos Aires y La Rioja se unen contra la ludopatía

(Argentina).- El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, firmó un convenio con su par de La Rioja, Ángel Maza, a través del cual se capacitará a especialistas en el tratamiento de la adicción al juego, denominada ludopatía.

D

e esta forma, en La Rioja se pondrá en marcha el programa provincial de Prevención y Asistencia al Juego Compulsivo del Instituto de Lotería y Casino de la provincia de Buenos Aires, que prevé la prevención y atención de los participantes de los juegos de azar en centros específicos y bajo el control de especialistas.

El mandatario bonaerense visitó la provincia de La Rioja para refrendar acuerdos de colaboración que también incluyen la incorporación del juego La Borratina en 3500 locales de juego del territorio bonaerense. Por sus características, ese juego permite contrarrestar el juego clandestino y permite apuestas por montos mínimos. Los ingresos que genere La Borratina en la provincia de Buenos Aires, “permitirá abonar los sueldos estatales durante todo un año”, explicó el gobernador Maza.

Solá arribó al mediodía al aeropuerto riojano y de inmediato se trasladó al Salón de los Gobernadores, para suscribir los acuerdos el gobernador Ángel Maza, acompañado por el Jefe de Gabinete, Mario Oporto; el Ministro de Trabajo, Roberto Mouillerón; el interventor del Instituto de Lotería y Casinos de la provincia de Buenos Aires, Franco La Porta; y el Director del Programa de Prevención y Asistencia al Juego Compulsivo, José Contartese.

En la ocasión, Solá destacó que “el juego existe y al existir es responsabilidad del Estado controlarlo y volcar lo que se obtenga de su renta al pueblo”.

“Al poner el juego bajo su control, el Estado tiene que tomar la decisión de dónde, cuándo, cómo y hasta donde se puede jugar, en razón de evitar que el juego pueda convertirse en una enfermedad”, subrayó y remarcó que “mantener una actitud hipócrita o ingenua frente al juego no es lo que corresponde a un gobierno”.

“En la provincia de Buenos Aires, en 2001, la totalidad de los bingos, que son concesiones provinciales y cobraban una renta fija, generó una recaudación de 2 millones de dólares, cuando eran pesos dólares. Al año siguiente, tomé la decisión instalar un sistema de control online de cada una de las máquinas tragamonedas que había en la provincia”, indicó Solá.

Dijo el gobernador bonaerense que, de esa forma, el Instituto de Lotería y Casino tenía la posibilidad de controlar visualmente e informáticamente cuánto se jugaba en cada máquina. “A partir de ese momento la cifra real y reconocida de juego creció de una manera excepcional. Entonces, en lugar de cobrar el 11 por ciento que se percibía, teóricamente, antes de abril o mayo de 2002, pusimos un canon del 34 por ciento”.

Señaló, además, que así “en 2002, en lugar de cobrar 2 millones de dólares, devaluación mediante, como en 2001, cobramos entre 350 y 400 millones de pesos. En 2005, cobramos casi 800 millones de pesos”.

“El juego existe, sólo que hay que controlarlo y sacarle la renta que corresponde al pueblo”, remató.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook