Edición Latinoamérica
14 de Julio de 2020

Declaraciones del Grupo Estoril Sol

Los casinos portugueses piden tener decisión en el destino de sus aportes al Estado

(Portugal).- El presidente del grupo Estoril-Sol defendió, el último lunes, que los casinos puedan tener derecho de dar su parecer en cuanto al destino de las contrapartidas pagadas al Estado por parte de las salas de juego.

Creo que deberíamos ser escuchados porque los casinos son actividades turísticas y tienen acción directa en la calidad del turismo. Como agente dinamizador del turismo, deberíamos formar parte de una entidad que dialogara y emitiera opiniones sobre los destinos de esas contrapartidas”, adelantó el presidente del grupo Estoril-Sol, Assis Ferreira, responsable del Casino Lisboa.

Subrayando el querer mantenerse al margen de la polémica entre la Cámara Municipal de Lisboa y el Estado por no haber llegado a los cofres de la autarquía cualquier porcentaje de las contrapartidas pagadas por el Casino de Lisboa en los últimos tres años, el presidente del grupo Estoril-Sol garantizó que todas las prestaciones fueron debidamente pagadas.

La prensa portuguesa adelantó que las obligaciones contractuales que el grupo Estoril-Sol tiene que pagar por la explotación del Casino de Lisboa, aún no llegaron a la Cámara de Lisboa y que el dinero está retenido por el gobierno en el actual Turismo Portugal (antiguo Instituto de Turismo de Portugal).

La prensa colocó la hipótesis de que el dinero sólo será transferido a la Cámara de Lisboa en 2009, cuando el grupo Estoril-Sol le pague al gobierno la totalidad de los 30 millones de euros por la concesión de la explotación del casino.

Según explicó Assis Ferreira, el Casino de Lisboa pagó una primera prestación de 7,5 millones de euros en 2003, año en que fue firmado el contrato, siendo las restantes prestaciones pagados todos los años, al 31 de diciembre, a partir del año de apertura del Casino de Lisboa (2006).

Como la sala de juegos abrió las puertas el 19 de abril, deberá pagar a fin de este mes una prestación más, esta vez de 8,2 millones de euros, y la última prestación será pagada el 31 de diciembre de 2008.

Ferreira explicó también que el Casino de Lisboa ha pagado mensualmente el Impuesto Especial de Juego (IEJ) y además pagará las contrapartidas anuales del 50% de las reservas brutas.

De acuerdo con el responsable, el Casino de Lisboa estima haber facturado alrededor de 52 millones de euros en los primeros siete meses de actividad, por lo que tendrá que pagar 26 millones de euros en contrapartidas anuales.

El ministro de Economía confirmó que el gobierno aún no transfirió a la Cámara Municipal de Lisboa el dinero resultante de la explotación del Casino Lisboa, explicando que la decisión se debió al hecho de que están por ser estudiados “proyectos concretos” para la aplicación de ese dinero.

Declaraciones a las que el vice presidente de la Cámara de Lisboa, Fontão de Carvalho, reaccionó reafirmando que el dinero de la explotación del Casino será aplicado para la recuperación de un teatro en el Parque Mayer y del pavellón Carlos Lopes y en la construcción del nuevo Museo de los Coches.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook