Edición Latinoamérica
21 de Octubre de 2020

Las salas funcionaban con permisos judiciales

Cierran 13 bingos en Río de Janeiro, Brasil

(Brasil).- La Policía Federal de Río desencadenó la Operación Bingo para cumplir 13 órdenes de prohibición expedidas por las 6ª Cámara Federal a pedido del procurador de la República, Luiz Fernando Rossi Chagas Lessa, del Ministerio Público Federal.

L

os bingos alcanzados por la decisión judicial son los siguientes: Bingo Bangu, Bingo Rio das Pedras, Bingo Ilha, Bingo Madureira, Bingo Tijuca, Bingo Méier, Bingo Botafogo, Bingo Catete, Bingo Copacabana, Bingo Senador Dantas, Magic Bingo, Bingo Treze de Maio e Bingo Meriti.

Las 13 salas de juego forman parte de una acción movida por el MP Federal que viene desde 2003. En esa época, eran 40 bingos en la mira de la justicia, pero muchos de ellos cerraron o cambiaron de razón social, para esquivar la ley y seguir funcionando. Río de Janeiro, según la asesoría del Ministerio Público, es uno de los pocos Estados donde los bingos aún están en operación. Hay otras salas funcionando, aunque el MP no sepa con certeza cuántas. El procurador Lessa informó que está estudiando la mejor forma de alcanzar a las demás, que no fueron objetivo de las órdenes de prohibición expedidas por la justicia.

El nuevo pedido de cierre de bingos fue formulado a la Justicia Federal en septiembre de este año por Lessa y por los también procuradores de la República, Claudio Gheventer y José Augusto Vagos. En el documento ellos afirman que los establecimientos que promueven las actividades de bingo están funcionando sin autorización legal, una vez que la actual legislación federal no permite más la explotación de los bingos. De acuerdo con la decisión del Supremo Tribunal Federal (STF), tan sólo la Unión puede legislar sobre juegos de azar.

“Hasta recién, los bingos funcionaban bajo la protección de permisos concedidos por el Supremo Tribunal Federal y de decisiones proferidas por el Tribunal Regional Federal de la 2ª Región. Ocurre que, tanto el STF, como el TRF, tomaron la tesis del Ministerio Público Federal y reconocieron la irregularidad del funcionamiento de las salas de bingo en Río de Janeiro, revocando esos permisos impartidos por la justicia. Así, fue restaurada la decisión proferida por la 6ª Vara federal de Río de Janeiro”, esclarece el procurador Lessa.

Prohibidas en todo el país, salas de bingo consiguieron permisos de otros Estados para instalarse en Río. En agosto, la Procuraduría de la República de Río descubrió la existencia de nuevos establecimientos, que alegaban tener permisos de la Justicia Federal y hasta del Tribunal de Justicia de San Pablo, que, por ley, no tienen jurisdicción sobre otro Estado. Las investigaciones revelan que los bingos del Estado deben facturar actualmente más de R$ 1 billón (U$S 465,82 millones) por año.

El hallazgo de las decisiones judiciales de fuera del Estado, levantan la sospecha de que algunos establecimientos estén viniendo para acá por causa de la represión policial en sus Estados de origen. Hace alrededor de un año, el Magic Bingo exhibe un vistoso letrero en la Calle de la Asamblea, en el Centro, afirmando traspasar parte de los ingresos para una entidad deportiva bien lejos de Río: la Liga Bauruense de Fútbol Amador, en el interior de San Pablo. A la Procuraduría de la República, la sala informó tener un permiso de la 23ª Vara Civil Federal de San Pablo. En verdad, el documento fue concedido al Bingo Ciudad, en Bauru, pero está cerrado por otra orden judicial.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook