Edición Latinoamérica
26 de Octubre de 2020

Para respetar el monopolio del Estado sobre los juegos de azar

Alemania le quitó la licencia de operaciones a Bwin

(Alemania).- El estado alemán de Sajonia decidió cancelar con efecto inmediato la licencia a la empresa de apuestas deportivas Bwin para respetar el monopolio del Estado Alemán sobre las loterías y juegos de azar. Jürgen Staupe, responsable del Ministerio del Interior de Sajonia, dijo: “La decisión afecta a la actividad de la sociedad, a su publicidad y a sus actividades de mecenazgo, y es válida para toda la Alemania”.

E

sta resolución tendrá una gran repercusión sobre el fútbol alemán, ya que Bwin patrocina las camisetas de 20.000 de los 170.000 clubes del país, entre ellos el subcampeón de Liga, el Werder Bremen, que ingresa seis millones de euros por temporada por este concepto.

El Werder Bremen, al que las autoridades del de Baja Sajonia prohibieron jugar en la localidad de Oldenburgo con la propaganda de Bwin en su camiseta, anunció que presentará sendas demandas contra los gobiernos regionales de Alemania que insistan en esta práctica.

Ante el inminente inicio de la Bundesliga el flamante ganador de la Copa de la Liga ha presentado un recurso ante la justicia para poder lucir las camisetas con el nombre de su patrocinador. “Estamos con nuestros patrocinadores en los tiempos buenos y en los malos”. El gerente del equipo dice que es “una caza de brujas contra la empresa privada de apuestas”. El 1860, Munich, también patrocinado por Bwin, anunció con sorna que en el próximo partido las camisetas no lucirán la palabra Bwin sino We win (nosotros ganamos).

Otros clubes alemanes también mostraron su preocupación. Según el portavoz del Borussia Dortmund, Josef Schneck, la medida “no es constructiva y ha producido un enorme caos”. La Federación Alemana de Balonmano, que tiene un contrato de esponsorización, protestó enérgicamente contra la decisión sajona y, según su gerente, Frank Bohmann, “la eliminación del contrato significará una enorme pérdida para la Federación”. El retiro de la licencia a Bwin provocará serios daños también a la Federación de Baloncesto. “Su prohibición nos golpeará duramente”, afirmó su portavoz, Dirk Kaiser.

Según el propietario de Bwin, Steffen Pfennigwerth, en lo que va del año su empresa ha aportado más de 56 millones de euros a clubes y organizaciones deportivas. Pfennigwerth anunció una querella por daños en contra del land de Sajonia por 500 millones de euros: “Vamos a luchar contra un ejemplo sin igual destinado a impedir la competencia”. Bwin, que trabajaba con una licencia de la desaparecida República Democrática Alemana, alcanzó el año pasado un volumen de negocios del orden de 1,14 billones de euros en todo el mundo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook