Edición Latinoamérica
22 de Octubre de 2020

Tras la aprobación de un tibio informe de la CPI

Los bingos en Brasil deberán buscar una reglamentación ante el Congreso

(Brasil).- Instalada el 29 de junio de 2005, la CPI de los Bingos realizó 82 reuniones y tomó más de 100 testimonios en casi un año de actividad. Un acuerdo entre el Gobierno y la cúpula de la CPI de los Bingos quedó en evidencia, cuando los senadores de la base aliada votaron finalmente a favor el documento.

Pero qué ocurrirá finalmente, tras este resultado, con los bingos en Brasil? En la versión inicial, en el informe se buscaba la regulación de los bingos enviando el proyecto a la Comisión de Desarrollo Regional y Turismo (CDR). O sea, a pesar de que el informe sugiriera inclusive un borrador para la regulación de los bingos, el asunto sería debatido nuevamente en otra comisión del Senado Federal.

Pero para garantizar la aprobación del informe final, el vocero y redactor del mismo acordó retirar el capítulo sobre la regulación de los bingos. O sea, retirar del texto la recomendación: “ante esta situación, esta CPI cree que la mejor solución a ser adoptada en relación a los juegos de bingo es su regulación, razón por la cual presenta una proposición legislativa a ser dirigida hacia la Comisión de Desarrollo Regional y Turismo del Senado Federal, para estudio”.

Por ello, prevaleció una solución negociada para atender sugerencias de varios senadores. Se decidió que el Congreso Nacional analizara los proyectos que se tramitan en el Senado, para buscar una legislación adecuada para el sector, lo que en definitiva significa que la nueva propuesta será presentada a la Secretaria General de a Mesa del Senado por el senador Garibaldi Alves Hijo en forma de proyecto de ley, y será anexada a varios otros proyectos sobre bingos, actualmente en tramitación en el Senado.

Ayer, la nota de la Folha de San Pablo admite que el “texto del relator Garibaldo Alves Hijo (PMDB-RN) fue aprobado con un pequeño cambio: a la propuesta de legalización de los juegos de bingo se le adjuntarán otros nueve proyectos presentados en el Senado, uno de ellos que prohíbe la actividad”.

Además, según Folha, “el resultado de la CPI abrió el camino para la legalización de las casas de bingos. El escándalo Waldomiro Diniz (ex asesor del gobierno que fue descubierto cobrando sobornos de empresario de juegos) abortó la operación para legalizar la actividad al inicio del gobierno de Lula. Más de 1.500 bingos funcionan actualmente con permisos judiciales. La propuesta de Garibaldi Alves destina el 19% del dinero recaudado en los sorteos, para la construcción de prisiones y la compra de equipamiento para la policía”.

Por su parte, la edición de ayer del Jornal del Senado, informa que la “CPI de los Bingos aprueba, sin cambios, el informe final”, pero hacia el final del texto la nota destaca que “el proyecto de Garibaldi, reglamentando la actividad de las casas de bingo, será remitido a la Mesa directora del Senado, para ser examinado en conjunto con otras propuestas que se tramitan sobre el tema”.

En definitiva, el texto final de la CPI de los Bingos aprobado el martes está compuesto por temas que no tienen relación directa, en muchos casos, con el sector de los bingos, sino que se centra en el escándalo político de las coimas a funcionarios del gobierno de Lula, y en el capítulo que se refiere al sector, el documento está basado en relatos y exposiciones de sectores con posiciones contrarias a la regulación de los bingos. Paralelamente, el informe presenta errores en relación al mercado de loterías brasileño y, en algunos momentos, trata el asunto como piezas de ficción, con la presentación de denuncias que ya fueron inclusive archivadas por la Justicia. El documento aprovecha buena parte del informe de la CPI de la Loterj, y de la Asamblea Legislativa de Rio de Janeiro (Alerj).

Ahora, toda documentación generada por la CPI de los Bingos será encaminada al Ministerio Público (MP) para su investigación. El MP tendrá muchas dificultades en investigar los asuntos abordados y transformarlos en denuncias. Por lo que es probable que algunos empresarios sean incomodados durante este período de investigaciones.

Pero cabe reconocer que el conflicto de los bingos queda sin solución, a pesar de que el propio vocero de la CPI admitió: “Lo que no puede persistir es la indefinición legislativa sobre este tema, con las casas de bingo funcionando abiertamente, sin ninguna fiscalización”. Ni siquiera la sugerencia de una consulta popular sobre la regulación de los juegos en Brasil fue incluida en el informe final.

Cabe entonces señalar que el informe aprobado por la CPI de los Bingos, al menos al corto plazo, no cambia en nada la situación de las salas de juego; pero a medio y largo plazo se abre la puerta a cambios definitivos, ya que la propia CPI de los Bingos reconoció la necesidad de regular la actividad.

El encaminamiento de una proposición por el senador Garibaldi Alves Hijo a la Secretaria General de la Mesa del Senado genera un nuevo ambiente y una atmósfera favorable a una regulación para el sector, principalmente si se considera que fue mantenido en el informe final el capítulo que sugiere que se haga una adecuación de las loterías estatales, que podría ser un factor facilitador para la operación de los bingos durante el proceso de tramitación del tema.

Por todo ello, los bingos continuarán su carrera por una regulación para el sector, ahora ante el Congreso Nacional, debatiendo diariamente con el Ministerio Público, para mantener sus puertas abiertas a través de permisos judiciales.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook