Edición Latinoamérica
11 de Julio de 2020

España

El Consell está dispuesto a comprar el Hipódromo de Sant Rafel, en Ibiza

(España).- En el otoño de 2003, el pleno del Consell Insular aprobó arrendar el hipódromo de Sant Rafel por 30 años, con un precio de alquiler de 150.253 euros al año y una opción de compra sobre la instalación fijada en 4.401.062 euros. Dos años y nueve meses más tarde, la institución ha decidido hacer valer ese derecho de adquisición.

E

l próximo pleno de la corporación aprobará una modificación de crédito que incluye 4,2 millones de euros para hacerse con la propiedad, según anunció en rueda de prensa la consellera insular de Deportes, Cati Palau.

Cati Palau explicó que con ese dinero el Consell Insular intentará “ejecutar la opción de compra” incluida en el contrato de arrendamiento. Si bien el precio inicial estaba fijado en 4.401.062 euros, una cláusula estipula que en caso de compra hay que descontar de esa cantidad el 75 por ciento de las anualidades del alquiler. De ahí que la modificación de crédito sea de 4,2 millones, 200.000 euros menos de los estipulados originalmente en el contrato.

La consellera insular de Deportes indicó que la decisión de comprar la instalación ha sido motivada porque “no se pueden hacer mejoras para sacarle más partido” mientras la propiedad siga siendo de unos particulares. Una vez la máxima institución sea la dueña se acometerán obras en las instalaciones eléctricas y, especialmente, en las cuadras. “Lleva muchos años funcionando y no se han hecho reformas”, recalcó Palau. El hipódromo tiene 73 boxes para caballos, 84 establos y cinco duchas para los equinos. Una segunda fase de las mejoras tendría el edificio como objetivo. “Ahora que el Consell Insular asumirá las competencias de Juventud, las reformas en él podrían consistir en la construcción de salas y oficinas”, según adelantó Palau, para quien “el edificio tiene muchas posibilidades”.

Pero donde Palau cree que se le puede sacar más partido es, además de en el trote, en la habilitación del recinto para la celebración de conciertos. La consellera considera que el recinto ferial de Vila ha quedado pequeño (su aforo no pasa de los 6.000 espectadores) y que el hipódromo permitiría traer espectáculos multitudinarios de estrellas internacionales, dadas las enormes dimensiones del lugar. Sólo la pista tiene 800 metros de longitud y 13.584 metros de superficie. Los dos conciertos que este mes se celebrarán en él supondrán una prueba de la capacidad del recinto para este tipo de eventos. La negociación, según señaló la consellera, ha sido llevada a cabo, de momento, por un técnico de la institución insular. Palau confía en que la negociación prospere para comprarlo cuanto antes e iniciar inmediatamente las obras necesarias para acondicionarlo.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook