Edición Latinoamérica
16 de Julio de 2020

España

Finaliza la polémica de la concesión de los casinos de León y Salamanca

(España).- Dos fallos del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León han puesto el punto final cinco años después a la polémica abierta por la concesión de la Junta de dos casinos en León y Salamanca en el año 2001.

L

a sección primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal ha desestimado finalmente los dos recursos presentados por Complejo de Ocio Gran Casino de León S.A. y Casino Plaza Mayor de León contra el proceso de adjudicación a la empresa Casino de León S.A., propiedad del grupo gallego Comar, de la explotación del centro de juego en la ciudad leonesa.

La Junta de Castilla y León anunció, en el año 2000, la convocatoria de un concurso público para la construcción de dos casinos en la zona oeste de la comunidad. Uno de ellos en León y el otro en Salamanca. La adjudicación, publicada en el Bocyl del 11 de mayo y ejecutada en una orden de la Consejería de Presidencia del 9 de julio, la consiguió en los dos casos la empresa Comar, que desarrolló con el tiempo el proyecto del Casino del Tormes en Salamanca y del Casino Conde Luna en León. Una resolución que no estuvo exenta de polémica en las dos ciudades, motivando la presentación de varios recursos impugnando la resolución del concurso.

En el caso del recurso de impugnación presentado por Casino Plaza Mayor de León, se denunciaban algunos defectos de forma en el concurso y se exigía su nulidad por haber sido excluida esta oferta. El fallo reconoce en este caso que la sociedad aún no estaba inscrita en el Registro Mercantil y por lo tanto “concurre la causa de inadmisión”, sin entrar en el fondo del reclamo.

También ha sido desestimado el recurso presentado por el Complejo de Ocio Gran Casino León. En él se denunciaba que en el concurso se habían introducido nuevos criterios de adjudicación una vez conocidas otras ofertas y se aseguraba que la adjudicación “carecía de la necesaria motivación”, sin justificar los puntos obtenidos por cada oferta. Sin embargo, el fallo del TSJ recoge que no fue así y señala que la orden “razona suficientemente los criterios selectivos que han sido tenidos en cuenta”.

La polémica fue mucho más encendida en el caso de Salamanca. El empresario Juan José Hidalgo presentó una oferta conjuntamente con el Grupo Cirsa para crear el centro de juego en el Palacio del Marqués de Llen.

Al conocer en mayo del 2001 que su proyecto no sería el ganador, se desató una auténtica tormenta política en la ciudad salmantina en la que no faltaron las alusiones a una “mano negra” que habría, según Hidalgo, impedido la concesión.

Hidalgo presentó un recurso impugnando la concesión, cuestionando también el sistema de valoración y que el actual Casino del Tormes está situado a menos de cien metros de un colegio. Sin embargo, poco después retiró el recurso asegurando que “ya no quiero saber nada de pleitos”. Lo hacía después de haber acusado directamente al presiente provincial del Partido Popular, Julián Lanzarote, de haber intervenido en el proceso y asegurando que, el entonces presidente de las Cortes, Manuel Estella, le había adelantado que no le iban a dar la concesión.

En cualquier caso, Hidalgo acabaría por trasladar la sede de sus empresas al complejo mallorquín de Llucmajor en octubre de 2003. Argumentó en ese momento que por “razones estrictamente empresariales”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook