Edición Latinoamérica
03 de Agosto de 2020

Se trata de WorldWide Telesports

Estados Unidos acusó formalmente a los operadores de un sitio de juegos online de Antigua

(Antigua).- Dos operadores de un sitio de juegos de Internet registrado en Antigua han sido acusados formalmente por Estados Unidos bajo el cargo de lavado de dinero, comprometiendo alrededor de U$S 250 millones en apuestas, dijeron empleados del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

L

os cargos abiertos esta semana en Washington contra los operadores de WorldWide Telesports responsabilizan a dos empresas y a dos personas por la violación de las leyes de lavado de dinero de Estados Unidos, dijo el Departamento de Justicia en una declaración.

Los acusados son William Scott, quien renunció a la ciudadanía estadounidense y había estado viviendo en la pequeña nación caribeña de Antigua y Barbuda; y Jessica Davis Dyett, ciudadana estadounidense que presuntamente tiene autoridad sobre varias cuentas bancarias de la operación.

Ambos están fugitivos, de acuerdo al Departamento de Justicia, el cual aclaró que ya habían estado acusados por cargos similares en 1998. Los oficiales estadounidenses pudieron congelar los siete millones de dólares de ganancias que se encontraban en la Isla de Guernsey, un territorio británico semi-autónomo en el Canal Inglés conocido por sus operaciones bancarias internacionales.

Los acusados operaban sitios de Internet que aceptaban apuestas para juegos de casino y eventos deportivos, tales como el Super Bowl, la Liga Nacional de Fútbol Americano, y el torneo de básquet de la Asociación Atlética Nacional Colegiada, así como béisbol, hockey y otros eventos deportivos, dijeron los empleados.

El gobierno de Estados Unidos considera que cualquier apuesta por Internet que involucre a ciudadanos estadounidenses en un crimen, e intenta procesar a aquellas personas involucradas con dichos sitios. Antigua, mientras tanto, ha alegado que la prohibición de Estados Unidos sobre el juego por Internet constituye una barrera comercial injusta, y obtuvo una sorpresiva victoria contra Washington el año pasado en la Organización Mundial de Comercio.

Los oficiales norteamericanos, sin embargo, argumentaron que la OMC aceptó como válidas las prohibiciones al juego limítrofe en algunos estados del país, y coincidió con el argumento de Washington de que algunas leyes federales sirven para "proteger la moral pública o mantener el orden público".

En la queja que presentó en marzo de 2003, Antigua había argumentado que las prohibiciones de Estados Unidos estaban dañando al negocio del juego online, el cual tiene el objetivo de que la economía de la isla no recaiga solamente en el turismo.

Con 68.000 habitantes, la isla caribeña es un centro de operaciones de juego por Internet a nivel internacional, atrayendo a muchos jugadores de Estados Unidos. Se están tomando restricciones similares en otros países.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook