Edición Latinoamérica
10 de Julio de 2020

Decisión de José María Rodríguez ante los malos resultados económicos

Sustituirán en Baleares a la Lototrot por un juego más sencillo, la Cuartrot

(España).- La nueva apuesta aspira a captar un público más amplio, pues bastará con acertar los cuatro primeros caballos clasificados en una sola carrera para alcanzar el premio. La nueva modalidad se estrenará el día 21, coincidiendo con el Gran Premio Nacional que se disputa en el hipódromo de Son Pardo.

L

a lotería hípica de Baleares será una realidad más allá de Mallorca antes de que concluya el año. El Consell de Govern aprobará hoy viernes la creación de los consorcios hípicos de Menorca y las Pitiüses, que gestionarán en las islas menores los juegos de la Promotrot y la nueva apuesta que en breve sustituirá a la Lototrot: la Cuartrot.

La decisión responde a los resultados obtenidos por la Lototrot, cuyos ingresos no han cumplido las expectativas del sector y según aseguran, tiene los días contados. El conseller de Interior, José María Rodríguez, está ultimando el decreto que permitirá transformar este juego en una apuesta más sencilla y atractiva.

En la actualidad, las 350 terminales instaladas en Mallorca permiten jugar a la Lototrot, que consiste en acertar cada semana los ganadores de siete carreras disputadas en el hipódromo de Son Pardo. La alternativa que se propone implantar el Consorcio Hípico de Mallorca, la Cuartrot, sólo exigirá acertar un cuarteto: es decir, el orden en el que llegarán a la meta los cuatro caballos mejor clasificados en una sola carrera.

Las asociaciones hípicas esperan captar así a un público más amplio, pues no será preciso ser un gran experto en el mundo del trote para poder jugar: bastará centrarse en las cualidades de los caballos que compiten en una sola carrera, en vez de en los de siete.

El Consorcio Hípico confía estrenar la nueva apuesta el próximo día 21, coincidiendo con el Gran Premio Nacional que se disputa en Son Pardo. Para ello, bastará que el Govern apruebe a tiempo el decreto y que la unión temporal de empresas formada por Cirsa y Troyjocs adapte el software de las terminales. Junto a la Cuartrot, se podrá seguir jugando a la Promotrot, un juego de azar y probabilidades similar al de las máquinas tragamonedas convencionales.

El sector del trote espera que estas novedades permitan incrementar la recaudación y neutralizar la amenaza de las nuevas quinielas hípicas nacionales, la Lototurf y Quíntuple Plus, que se juegan en combinación con las carreras del Hipódromo de la Zarzuela de Madrid.

Mientras el Govern negocia para que el sector hípico de Baleares se beneficie también de los ingresos generados por estos juegos, la Federación Balear del Trote, presidida por Andreu Artigues, reclama que las máquinas de la Lototrot y la Promotrot puedan instarse en los bares y restaurantes, para poder captar una mayor clientela. Una medida que, de momento, el Govern no se plantea aprobar.

Precisamente por este motivo, la UTE formada por Cirsa y Troyjocs apenas ha podido instalar unas 350 máquinas en toda Mallorca, cuando la previsión inicial era de alcanzar las 2.500. A lo largo del pasado año, los dos juegos hípicos de Baleares tuvieron una recaudación muy inferior a la esperada: 1.524.662 euros, de los cuales se han distribuido en premios 1,1 millones de euros, el 70% del total.

Otro 18% va a parar a las manos del Consorcio Hípico -compuesto por Govern y Consell-, que entrega un 7% a la Conselleria de Economía en concepto de tasas de juego y debe ceder el 11% restante (167.712 euros el año pasado) al sector del trote para promocionar este deporte.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook