Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

Pedido del abogado Monner Sans

Buenos Aires: Buscan que la Corte intervenga en el conflicto por el casino flotante

(Argentina).- El abogado Ricardo Monner Sans señaló que el máximo tribunal debería resolver la situación de los barcos casino que funcionan en la ciudad de Buenos Aires, y que llevó a un juez a clausurar uno de los barcos, tras lo que otro magistrado desestimó la medida y reabrió el casino.

E

l abogado Ricardo Monner Sans reclamó que sea la Corte Suprema de Justicia la que decida si los dos casinos montados en buques pueden funcionar o no amarrados en Puerto Madero, o deben zarpar para funcionar a varios kilómetros de la ribera porteña.

Uno de los dos barcos estilo "New Orleans" donde funcionan los casinos de la empresa Cirsa, el "Princess", fue clausurado el martes a la mañana por algunas horas por el juez porteño Roberto Gallardo, pero por la noche fue nuevamente habilitado por el juez en lo contencioso administrativo federal Sergio Fernández.

En declaraciones a la prensa, el abogado de Cirsa, Horacio Díaz Sieiro, indicó que Fernández "lo único que hizo es hacer cumplir las medidas judiciales que nosotros tenemos vigentes hace mucho tiempo".

"Este es un conflicto que habría que considerar casi inexistente, porque se inicia cuando la ciudad de Buenos Aires se opone a la continuidad del funcionamiento de los casinos, en un marco en donde no existía el convenio que luego firmaron la ciudad de Buenos Aires con Lotería Nacional Sociedad del Estado", explicó.

El representante de Cirsa destacó que "quedó claramente establecido que la ciudad de Buenos Aires tiene derecho a explotar los dos barcos que tiene actualmente anclados en Buenos Aires".

Pero, según señaló Monner Sans, litigante en una causa que reclama el cierre de las casas de apuestas, debe ser la Corte Suprema de Justicia la que dé por finalizado el conflicto jurisdiccional.

"El único tribunal común -a la justicia porteña y federal- es la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Es la única que puede saldar esto y terminar con un simulacro de juego llamado federal, que no es nada federal, que no navega, que ha rechazado salir con los jugadores a jugar aguas afuera y que vuelva. Los barcos están amarrados y no se mueven", señaló.

Para el abogado, "ninguna de las embarcaciones que quedan afirmadas contra territorio firme de la ciudad de Buenos Aires pueda ser considerada de jurisdicción nacional, porque no es cierto que sean barcos: son lugares fijos instalados allí, la gente sube y baja desde tierra firme y esto está absolutamente contemplado en la constitución de la ciudad".

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook