Edición Latinoamérica
09 de Julio de 2020

Negativo balance para la Organización Nacional de Ciegos de España

España: La ONCE comenzó a vender su patrimonio inmobiliario para salir de la crisis económica

(España).- La Organización Nacional de Ciegos (ONCE) comenzó a tomar medidas drásticas para salir de la grave situación por la que atraviesa, una crisis que le ha llevado a presentar las primeras pérdidas de su historia: 70 millones de euros en 2005.

E

ntre las medidas puestas en marcha por el Consejo General de la ONCE se encuentra el cierre progresivo de sus delegaciones -con la consiguiente eliminación de puestos de trabajo y ahorro de costes-, y la venta de su extenso patrimonio inmobiliario.

La última delegación afectada por este plan ha sido la agencia administrativa de Barbastro (Huesca), que cerró el pasado martes 28 de febrero. Según fuentes próximas a la dirección de la organización, la intención es continuar con estas medidas y cerrar otras 20 delegaciones durante el presente ejercicio. A finales de 2005 también se decidió clausurar la agencia de San Roque (Huelva).

Aunque la venta de patrimonio inmobiliario no es algo nuevo, lo cierto es que el proceso se ha acelerado en los últimos meses. En este sentido, en el Consejo celebrado el pasado 12 de diciembre a propuesta del director general, Ángel Sánchez, se aprobó la venta del edificio que la ONCE posee en Granada, en la calle Luis Braille. En esa misma reunión, se decidió también la enajenación del inmueble que la organización tiene en Cartagena mediante la permuta por otro de nueva construcción, más una compensación económica de 700.000 euros.

Desinversión en viviendas de lujo

Además de estas delegaciones e inmuebles, la organización que preside Miguel Carballeda ha decidido vender el parque de viviendas que, a modo de inversión, había ido acumulando con el paso de los años. La última casa enajenada, el pasado mes de diciembre de 2005, fue un dúplex en una urbanización de lujo en la zona de Arturo Soria, en Madrid, por 1,1 millones de euros. Además de la casa citada, este diario ha podido saber de fuentes fidedignas que la ONCE ha puesto a la venta otras viviendas a través de la empresa Gesinar Servicios inmobiliarios.

Voces críticas dentro de la organización han manifestado su disconformidad con los métodos empleados por la dirección de la ONCE para deshacerse de este patrimonio. “Podría haber personas vinculadas a la organización que tuvieran interés en adquirir estos inmuebles, pero, al venderlos sin anunciarlo a sus trabajadores y afiliados, éstos no pueden optar a la compra de los mismos”, explican.

El fracaso del Combo

La crisis actual se debe a que la actual dirección de la ONCE no consigue remontar la desplome de los ingresos que viene sufriendo desde el año 2001. De hecho, las ventas del último producto lanzado al mercado por la ONCE, El Combo, está sufriendo una caída en picado debido, en parte, a lo poco atractivo de sus premios. Como detalle valga decir que el pasado sábado 25 de febrero, el premio máximo que dio fue de 201,97 euros, habiendo tenido una recaudación total de 1.943.421 euros. Para más inri, el bote de El Combo, que ya asciende a 12 millones de euros, no toca desde mayo de 2005.

El nuevo sorteo de los domingos tampoco está dando los resultados esperados. Anuncia premios de tres millones de euros que bien no tocan o, cuando tocan, el cupón no ha sido vendido al público, como ha ocurrido en las dos últimas ocasiones (13 de noviembre y 26 de febrero).

Competencia

Otro de los golpes de efectos previstos por Carballeda es la puesta en marcha de un nuevo sorteo: la lotería instantánea. Tal y como adelantó este diario, dicho sorteo, que entrará en vigor el 15 de mayo, ha creado gran malestar entre los operadores del sector del juego privado, caso de los Lao o los hermanos Franco. Estos empresarios consideraban que, debido a que una parte de la distribución de los boletos se iba a hacer en los bares, este lanzamiento podía perjudicar seriamente sus máquinas tragaperras y mermar sus ingresos.

Finalmente, todo apunta a que, en determinadas comunidades (Madrid, Cataluña, Andalucía, etcétera...), las autoridades van a prohibir la venta de la lotería instantánea en los bares, donde los operadores de juego privado tienen exclusividad. Ante tal eventualidad, la ONCE está probando la distribución de boletos en otras redes externas, como es el caso de las gasolineras. De hecho, ya se han hecho algunas pruebas en cinco estaciones de British Petroleum.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook