Edición Latinoamérica
21 de Julio de 2019

Éstas no tendrán que estar a una distancia de 60 kilómetros del complejo principal

España: Un cambio legal permite instalar salas anexas en Alicante

(España).- Un artículo de la Ley de Acompañamiento de Presupuestos, cuyas enmiendas se discutirán esta semana, permite a las empresas que actualmente operan en Alicante, España, abrir salas anexas. De esta manera, la Comunidad Valenciana tendría diez salas, cuatro en Valencia, cuatro en Alicante y dos en Castellón.

A

licante podría contar con dos nuevos casinos de juego en un breve plazo, ya que una reforma legal del Gobierno, vía Ley de Acompañamiento de los Presupuestos, permite a los titulares de las actuales licencias de juego abrir salas anexas.

En el caso de Alicante, Casino del Mediterráneo (gestionado por la empresa Acrismatic) podría abrir salas en Alicante capital y en algún municipio de Marina Alta, tras cubrir el hueco de mercado que detectó en su día en Torrevieja.

Este casino es una sala anexa de la licencia original, lo que sin duda -y dado el éxito comercial que registra- es un aval para abrir las otras dos salas a las que faculta la nueva normativa.

Según confirman fuentes de la Conselleria de Economía, la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos para el año 2005 incluye un articulado nuevo sobre el juego que dice: “Podrá autorizarse a cada uno de los casinos de juego la instalación de una o varias salas situadas fuera del complejo que funcionarán como apéndices”.

Hasta ahora, las salas anexas estaban permitidas, pero a una distancia mínima de 60 kilómetros del complejo principal. En la Comunidad Valenciana existen dos licencias de casino de juego: Monte Picayo en Valencia, gestionado por Cirsa, y Casino Mediterráneo, en La Vila Joiosa.

Estas dos licencias cuentan con dos salas anexas, en Gandia y Torrevieja, de reciente apertura en este caso. Ahora, con la nueva normativa ya no impone esa distancia entre el anexo y el complejo principal.

De acuerdo con las fuentes del sector, el cambio normativo que podría seguir adelante en la fase de discusión de enmiendas en las Cortes Valencianas abre la posibilidad a la apertura de, al menos, otros dos casinos de juego en la provincia.

Podrían instalarse en la capital alicantina y en un municipio de la Marina Alta que bien podría ser Xàbia, por su evidente tirón económico y turístico. Sin embargo, podrían abrirse hasta tres salas anexas más, porque así lo establece la nueva Ley. Todo apunta a que el nuevo escenario del juego en la Comunidad Valenciana acogerá diez salas, a saber, cuatro en Valencia, cuatro en Alicante y dos en Castellón.

Las salas anexas de los casinos de Alicante y Valencia aportaron en el año 2003 un total de 69.679 clientes a las salas de juego de España. Los dos casinos de la Comunidad registraron en ese año algo más de 357.000 clientes, con un aumento del 30% respecto a un año antes precisamente por el hecho de la apertura de los dos apéndices de Torrevieja y de Gandia.

Las aperturas del juego pueden producirse pese al notable descenso en el volumen de visitantes, que ha caído un diez por cien en los últimos trece años. En el 2003, el conjunto de los casinos españoles fue visitado por algo más de tres millones de personas.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook