Edición Latinoamérica
22 de Julio de 2019

Como manera de proteger los derechos de los consumidores

Implementarán el bingo interconectado en las salas de la Junta de Castilla y León, España

(España).- La Junta de Castilla y León ha implementado el bingo interconectado, un nuevo sistema que permitirá a los clientes de cualquiera de las salas conectadas obtener un premio adicional al ordinario tras completar su cartón. De esta forma, no sólo habrá una mayor regularización, sino que también se atenderán las demandas de modernización de las empresas de este sector.

E

l sistema permite una modalidad de bingo que se juega en todas las salas que hayan sido autorizadas, por lo que el cliente ganador puede obtener un premio adicional de un fondo común por una cuantía mínima de 30.000 euros (35.754 dólares). El procedimiento será muy sencillo. Así, cada día se fijará un número que será común a todas las salas interconectadas, siempre el 36 o inferior. Si el número que completa un cartón ganador es igual o inferior a ese número fijado, el cliente o clientes que canten bingo obtendrán también ese premio.

El fondo interconectado procede de la acumulación del 1% de la recaudación de cada partida. El 60% de lo acumulado se destinará a premios y el 40, al fondo de reserva. Cuando el importe de esta reserva alcance el límite de 60.000 euros (71.508 dólares) se aumentará diariamente el número fijado para el bingo hasta que se obtenga el premio, en cuyo caso se retomará, al final de la sesión, al número 36 inicial.

Las 21 salas de bingos que existen actualmente en Castilla y León podrán sumarse a esta nueva modalidad previa autorización de la Consejería de Presidencia. Para gestionar y explotar este nuevo tipo de juego se constituirá una sociedad anónima, en la que se incluirán todas las salas que incorporen esta modalidad. Esta nueva empresa contará con una central operativa que fijará el número de premios de cada sesión y lo comunicará a todas las salas.

Además, esta sociedad anónima constituirá una fianza específica por un importe de 300.500 euros para responder al pago de los premios. Las cantidades que diariamente se detraigan por todas las salas se ingresarán en una cuenta de una entidad financiera. Para mayor seguridad, esta sociedad tendrá que dar a conocer todos sus movimientos a la Dirección General de Administración Territorial.

Para proteger aún más los derechos de los consumidores, la central operativa del bingo estará siempre en funcionamiento hasta que cierren estos establecimientos. Se realizarán auditorias de seguridad informática y de telecomunicaciones de forma periódica. En cualquier caso, deberá garantizarse la transferencia de información de cada sala, como condición indispensable para poder participar en esta iniciativa.

Asimismo, el sistema deberá permitir en cualquier momento que se puedan consultar su funcionamiento y el bloqueo automático de todas las terminales siempre que lo estime necesario la Dirección General de Administración Territorial.

La permanencia del bingo autorizado tendrá que ser como mínimo de un año. En el caso de que alguna sala desee excluirse de esta iniciativa deberá comunicarlo por escrito a la Dirección General de Administración Territorial.

Una vez que se retire de este sistema, no podrá volver a solicitar su autorización hasta que pase otro año. Con estas disposiciones la Consejería de Presidencia garantiza una mayor seguridad a los ciudadanos para proteger sus derechos como consumidores.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook