Edición Latinoamérica
18 de Julio de 2019

Se venderá el año próximo en toda España

La ONCE define el futuro de su nueva lotería instantánea

(España).- La concesión que ha hecho el Estado a la Organización Nacional de Ciegos de España, de explotar un juego del tipo lotería instantánea, estará limitado a un techo máximo de recaudación de 600 millones de euros (728,35 millones de dólares).

T

odo indica que la Once ha resuelto sus problemas con la Administración. El Consejo del Protectorado de la entidad, compuesto por representantes de los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales, Economía y Hacienda e Interior y de la propia organización, concretaron el mes pasado las líneas de actuación para desarrollar el acuerdo firmado por la organización con el anterior ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, en enero de 2004 y que permanecía congelado por el cambio de Gobierno.

Este acuerdo, que está pendiente de ser aprobado como Real Decreto por el Consejo de Ministros, otorga a la ONCE la concesión de un juego de lotería instantánea, denominado juego de rasca-rasca, que permite conocer, en el momento, si un boleto está premiado y con qué cuantía. “La Administración da a la ONCE una nueva fuente de ingresos aunque la limita a unas ventas que no superen los seiscientos millones de euros”, afirmó el director general de la entidad, Ángel Sánchez.

La lotería instantánea, que está presente en otros países de la Unión Europea, entraría en España (en el ámbito nacional) de la mano de la ONCE, que se encargaría de diseñar el juego, promocionarlo y gestionarlo. El próximo año, la organización espera que pueda estar en funcionamiento. El Protectorado de la ONCE también acordó fijar una línea de subvención. “Con ella, se pretende que a la organización no le falten los recursos necesarios para desarrollar toda su actividad. Esta cantidad variará cada año, aunque nosotros preferimos valernos de nuestros propios medios”, señaló Sánchez.

También, fruto de la acuerdo alcanzado en junio, la ONCE se comprometió a “crear 16.000 puestos de trabajo y a realizar 32.000 actividades de formación para discapacitados hasta el 2011”, explicó el director general.

Por otra parte, como consecuencia de la reunión del protectorado, se ha creado una subcomisión del Congreso para luchar contra el juego ilegal. Otra de las pretensiones de la ONCE que el Gobierno ha aceptado es la lucha contra el juego ilegal, que mueve en España sólo en juegos de lotería más de cien millones de euros anuales.

Por último, los representantes de la Administración añadieron un apartado en el que se establece el control por parte del Estado de las emisiones de boletos para los sorteos que desarrolla la entidad. Ángel Sánchez considera que “lo único que todavía nos hace falta es la posibilidad de celebrar un sorteo especial en Navidad, porque sigue habiendo mercado durante esas fechas”.

El año pasado, los ingresos de la Once por el juego cayeron un 1,6%, hasta 2.262 millones de euros (2745 millones de dólares). En su primer dato oficial, el Combo, el juego activo de la ONCE, registró desde que entró en el mercado unas ventas de 22 millones de euros (26,7 millones de dólares). El director general reconoce que las ventas del Combo no están siendo excesivamente buenas, porque “necesita una fase de rodaje para que la gente lo conozca y además se ha encontrado con la fuerte competencia del juego Euromillones”, apunta Sánchez.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook