Edición Latinoamérica
18 de Julio de 2019

Operadores asociados en EKASA optarán a una de las tres licencias

El País Vasco reglamenta apuestas al estilo británico

(España).- Con un recién publicado Reglamento de Apuestas del País Vasco, el Gobierno de esa Comunidad española convocará a un concurso público para la concesión de las tres licencias que gestionarán 25 locales de apuestas cada una y un total de 1.500 máquinas.

C

on ello Euskadi se convierte en la primera autonomía en regular y controlar estas apuestas, muy parecidas a las del Reino Unido, aunque descartando las de índole política o religiosa.

Hace algo más de tres años un grupo de Operadores vascos, conscientes de que el Ejecutivo de Vitoria iba a legalizar las casas de apuestas al estilo británico, decidió crear la empresa EKASA para optar a una de las licencias que se convocaran a ese respecto.

Esta empresa, que aglutina a algo menos de la mitad de los operadores de esa comunidad, ha desarrollado su propio modelo, el sistema Reta, y ha realizado un despliegue tecnológico de vanguardia para obtener con garantías una de las tres licencias.

Así el Gobierno, con esta apertura a las apuestas, logra varios objetivos: controlar las otras modalidades de juego, canalizándolos por la vía reglamentaria y, por otro lado, conseguir un rédito vía impuestos y tasas.

Fue a mediados de mayo cuando se publicó el Reglamento de Apuestas, una normativa motivada por "el desarrollo, evolución y diversidad de las actividades de ocio es un hecho constatable", lo que supone "una regulación acorde con su dimensión e impacto económico y social".

Los detalles esenciales del concurso público se refieren a un total de 75 locales de apuestas y 1.500 máquinas, con lo que cada una de las tres empresas adjudicatarias dispondrá de hasta 25 establecimientos y 500 aparatos.

Podrán instalarse en hotelería, pero siempre que el operador con máquinas "B" vigentes en su boletín dé su visto bueno, como una manera de evitar que estos aparatos de apuestas compitan con las máquinas recreativas con premios en dinero, máquinas que podrán explotarse en casinos, bingos y salones de juego.

También podrán instalarse máquinas "B" en los futuros locales de apuestas, pero hasta un máximo de dos aparatos. Con esta práctica, el juego y las apuestas serán de una fiscalidad transparente, pues desde un ordenador central se controlarán todos sus movimientos, y ello al tiempo que representará un aumento considerable de la recaudación pública.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook