Edición Latinoamérica
24 de Noviembre de 2020

Más de 10 grupos inversionistas participarán de las 17 licitaciones

Chile: ya suman 47 los proyectos para la apertura de casinos

(Chile).- Un total de diez grupos nacionales e internacionales ya crearon sociedades en Chile para operar salas de juego, tras las licitaciones que se llevarán a cabo en los próximos meses. El 5 de julio, los inversionistas deberán presentarse ante la Superintendencia de Casinos y el 4 de agosto, oficializarán sus propuestas.

L

os 17 nuevos cupos para instalar casinos en Chile atrajeron a más de diez grupos inversionistas, que crearon a la fecha 38 sociedades anónimas para operar salas de juego y un total de 47 proyectos para las futuras licitaciones. Los primeros números prometen inversiones por 600 millones de dólares, y la creación de 6.000 empleos directos y otros 20.000 indirectos.

Antofagasta, con ocho proyectos, Concepción con siete y Rancagua con seis son las plazas que acaparan el mayor interés hasta el momento. "Por ubicación, características o población, hay ciudades que resultan más atractivas que otras. Es buena la competencia que se ha generado en torno a ellas", afirmó a la prensa Francisco Javier Leiva, Superintendente de Casinos de Chile.

Los inversionistas tienen hasta el 5 de julio para presentarse ante la Superintendencia, ocasión en que deberán precisar el lugar de la instalación del casino y exhibir la escritura de la sociedad. "La primera presentación la tenemos agendada para el martes 28", confirmó Leiva.

La segunda etapa del proceso comenzará el 4 de agosto, día en el que las autoridades recibirán los antecedentes comerciales y técnicos de cada proyecto. Mientras tanto, la Superintendencia se encuentra en un período aclaratorio de las dudas que han formulado los grupos, para lo cual ya ha emitido catorce circulares informativas.

Leiva explica que el criterio de selección de las propuestas ganadoras involucra parámetros como el monto de la inversión, el efecto económico y social, el impacto en la oferta turística y cultural y la relación con el entorno. "Más que una guerra entre ciudades, estamos frente a un proceso técnico y los inversionistas deben tener claro que habrá muchos proyectos rechazados, más allá de los grandes recursos que involucren", comentó. La ponderación máxima que podrá marcar un proyecto será de 2.000 puntos y aquel que no supere el 60% de esa puntuación, será automáticamente excluido.

Y la carrera por las licitaciones está alcanzando ribetes de magnitud en diversas regiones. En la VIII, su capital Concepción se ha convertido en uno de los objetivos más codiciados. "Concepción es una plaza atractiva por el número de habitantes, los accesos a la ciudad y por ser un destino de negocios muy fuerte", dijo la alcaldesa Jacqueline Van Rysselberghe; y agregó que se ha reunido con inversionistas españoles y estadounidenses que estudian proyectos por 50 millones de dólares, en las cercanías de la ribera del Bío Bío.

Y debido a que la ley prohibió instalar casinos en Santiago, la atención de los operadores está puesta ahora en la capital de la VI Región, Rancagua. "Hay al menos ocho empresas que están trabajando sus proyectos", dice el alcalde Carlos Arellano. "Queremos que las propuestas estén en línea con la identidad de la ciudad, con su artesanía, su aspecto rural y el tema minero", aseguró. Arellano calcula que los primeros dos años de operación del casino generarán 3.000 millones de pesos (5,17 millones de dólares) de ingresos al municipio.

Otra alternativa a Santiago es el litoral central. Inversiones Gluscevic, junto con los argentinos de Ivisa, proyectan invertir 25 millones de dólares en San Antonio, en el Paseo del Pacífico, mientras que Thunderbird aspira tener la licencia para desembolsar 15 millones de dólares en San Alfonso del Mar, en Algarrobo.

La II Región, y su capital Antofagasta, también será uno de los puntos más disputados, como la X Región. El proyecto más avanzado en ésta última es el de los empresarios salmoneros Claudio y Humberto Fisher, que proyectan un centro comercial de 72 locales, seis cines, un spa y un casino por 62 millones de dólares. "Las obras del área comercial partirán a fines de año", explica Claudio Fisher. En la cartera de proyectos sobresale el interés por Calama -pese a no tener una población muy numerosa- y Temuco. Ciudades como Copiapó, Chiloé y Punta Arenas tienen dos interesados, y sólo un postor hasta ahora reciben Coyhaique, Isla de Pascua, Los Angeles, Chillán y Talcahuano.

Para todos estos proyectos, un amplio grupo de inversionistas está en carrera. Entre ellos se destacan los locales AM Corp, de la familia Martínez y que actualmente opera los casinos de Coquimbo, Viña del Mar, Pucón y Puerto Varas. En Panamá posee otros dos establecimientos y en el nuevo proceso, el grupo proyecta invertir 150 millones de dólares y proyecta cinco nuevas posibilidades en todo el país.

Se suman las estadounidenses Thunderbird y Pinnacle Entertainment, las españolas Cirsa, Egasa y Polaris World, los argentinos de Ivisa, los alemanes de Hamburg Holding y el consorcio panameño Latin Gaming, actual concesionaria del Casino de Arica.

En relación a los tiempos que demandará este proceso, las fechas indican que el pasado 7 de mayo entró en vigencia la nueva Ley de Casinos, el 5 de julio vence el plazo para que inversionistas hagan el anuncio oficial ante la Superintendencia de Casinos (SCJ) y cinco días hábiles después (el 12 de julio), la Superintendencia difundirá el anuncio en un diario de circulación nacional y otro regional. Posteriormente, el 4 de agosto vence plazo para que la autoridad fiscalizadora reciba los antecedentes comerciales y técnicos de cada proyecto y la SCJ enviará la información de los proyectos al gobierno regional y municipal respectivos. Ambas instancias deberán evaluar las propuestas en un plazo máximo de 15 días. Desde el 5 de agosto, la Superintendencia tiene 90 días para someter las iniciativas a un período de precalificación de antecedentes de la sociedad y de sus accionistas y, con el informe del gobierno regional y municipal, sumado al resultado de precalificación, enviará la proposición final al Consejo Resolutivo.

Hasta el 1 de mayo de 2006 el Consejo tiene tiempo para emitir un pronunciamiento; y el plazo puede extenderse por 30 días. Si el proceso se declara desierto para alguna región, se vuelve a licitar el 1 de enero de 2007.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook