Edición Latinoamérica
22 de Agosto de 2019

En el marco de la Ley de Juego

Argentina: La Justicia chaqueña comenzó a retirar las máquinas de videopóquer

(Argentina).- Después de que el gobernador de la provincia de Chaco, Roy Nikisch, firmara el decreto que dispuso el cierre de las salas de videopóquer, comenzaron los operativos de incautación de las máquinas y posterior cierre de los locales. Ya han sido incautadas alrededor de una veintena, y los propietarios de los locales ya sacaron de circulación sus máquinas para evitar los operativos.

L

a semana pasada comenzaron los procedimientos ordenados por Lotería Chaqueña y la Fiscalía de Estado en algunas de las salas del centro de la ciudad de Resistencia, Chaco, dónde funcionaban varias máquinas de videopóquer en el marco de la Ley de Juego. Estos operativos seguirán desarrollándose hasta abarcar la totalidad de locales que explotan esta opción de juego en todo el territorio provincial. Ya se han incautado alrededor de veinte máquinas.

Estas acciones judiciales se enmarcan en la sentencia emitida, sobre una acción de amparo, por el Tribunal Superior de Justicia; que había ratificado la vigencia del artículo 1º de la Ley Nº 4.677, y está dirigido por la jueza de faltas María del Carmen Fernández. La normativa indica que se prohíbe en territorio chaqueño el funcionamiento de todo tipo de juego de azar o combinados con acción y destreza que, a cambio de un precio, conceden tiempo de uso o juego, premios o prestaciones susceptibles de apreciación pecuniaria.

En los procedimientos realizados se concretó el cierre de varias salas dónde se encontraban funcionando varias de las máquinas ahora prohibidas. Los efectivos retiraron más de una veintena de máquinas de videopóquer y diferentes elementos. Estos operativos continuarán en los próximos días en toda el área metropolitana y en las localidades del interior provincial, de acuerdo a lo determinado por la justicia.

A través de un relevamiento realizado por la Lotería Chaqueña y la Policía del Chaco se detectó que funcionaban alrededor de 106 locales, a lo que se deben sumar los que precariamente están funcionando en casas de familias y pequeños locales.

“He decidido retirar las máquinas de videopóquer, las ruletas electrónicas y las tragamonedas que tenía en el lugar, porque considero que la sala de juego ya no será rentable porque los video póquer era lo que más ingresos le significaba”, declaró el encargado de uno de las salas existentes en la provincia . Según el directivo, se instalarán en otra provincia vecina donde este tipo de juego es legal, y de esta manera poder conservar la fuente de trabajo de los 20 empleados.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook