Edición Latinoamérica
17 de Agosto de 2019

El diputado Luis Bruni presentó un nuevo proyecto

Suman iniciativas para combatir la ludopatía en la provincia de Buenos Aires

(Argentina).- El proyecto busca que los establecimientos sanitarios bonaerenses cuenten con personal capacitado para atender la patología y ofrezca tratamientos integrales, preparando previamente al personal de los hospitales públicos.

P

ara combatir los efectos de la ludopatía en la provincia de Buenos Aires, argentina, y prevenir la proliferación de nuevos casos, el diputado provincial por el radicalismo Luis Bruni presentó una iniciativa por el que se declara de interés provincial la lucha contra esta patología. Esta propuesta prevé que los establecimientos sanitarios bonaerenses cuenten con personal capacitado para atender la misma y ofrezca tratamientos integrales, preparando previamente al personal de los hospitales públicos.

Por otra parte, establece la realización de actividades de prevención, desincentivando los hábitos y conductas patológicas relacionadas con el juego e incluyendo en el desarrollo curricular de todos los niveles educativos, información sobre los riesgos del juego y de la ludopatía.

Por su parte, los locales en donde se desarrollen juegos de azar deberán exhibir obligatoriamente en las puertas de ingreso, y ocupando un cuarto de su extensión, un cartel que contenga la leyenda: “El juego compulsivo es perjudicial para la salud”.

Cabe destacar, que esta enfermedad se empezó a estudiar en 1975, mientras que en 1979 se la definió como juego patológico. Su reconocimiento oficial no se produce hasta 1980, cuando la Asociación de Psiquiatría Americana (APA) en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-III), incluye el juego patológico como una de sus categorías dentro de los trastornos del control de impulsos no clasificados en otros apartados.

El apogeo del juego en Argentina se expandió en la década del 90, por lo que el legislador provincial destacó que “resulta imprescindible implementar políticas públicas proactivas de prevención e información sobre esta adicción”.

Bruni aseguró que “El Estado percibe unos elevados ingresos a través de los beneficios de los juegos” y que por ello algunos funcionarios “no ponen ningún impedimento a su desarrollo, y lo ven como muy positivo al punto de alentar la expansión y el incremento de los juegos de azar”, pero señaló que “los gobernantes se jactan del incremento de los recursos provenientes del juego y realizan fuertes campañas publicitarias en función de lograr la expansión del universo de jugadores, sin advertir que esos mismos esfuerzos pueden volverse en contra de la sociedad” si no se toman las medias necesarias para controlar esta expansión.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook