Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

Comenzará a operar como prueba piloto en Juárez

Desde el lunes será oficial la quiniela callejera en la provincia de Buenos Aires

(Argentina).- El Instituto de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires decidió ofrecer empleo a unas 15 personas que captaban apuestas clandestinas en la localidad de Juárez. Ahora, estas personas tomarán jugadas para las agencias oficiales. El plan fue lanzado por el interventor de la cartera provincial, Franco La Porta.

C

on la presencia del interventor del Instituto Provincial de Loterías y Casinos, Franco La Porta, se lanzó el miércoles en la ciudad de Juárez el programa de operadores de terminales ambulantes, en el marco de un plan piloto que tiene como prioridad erradicar el juego clandestino.

Así, desde el próximo lunes, unas 15 personas captarán apuestas en la calle, pero provistos de una máquina que, más tarde, volcará su información en las agencias oficiales. En un segundo lanzamiento se irán agregando municipios que ya han adherido a esta modalidad.

La veta social que reviste esta medida es aumentar la recaudación para transferirla a las áreas social, de Salud Educación y Seguridad. Según los números arrojados en esta oportunidad, en Benito Juárez los números se han incrementado en un 70% más.

El acto de lanzamiento se hizo con la presencia de colaboradores de La Porta -que explicaron el mecanismo que rige a las apuestas ambulantes- y también funcionarios de otras localidades, como el intendente de Tres Arroyos, Carlos Sánchez, miembros del gabinete de Julio Marini, agencieros y los nuevos operadores. Para poner en marcha este mecanismo oficial, se debe captar el consenso de los locales de lotería, la voluntad de los intendentes y el interés de los levantadores de quiniela en trabajar de manera formal. Estos últimos no deben tener causas penales ni contravencionales y deberán acogerse al monotributo.

Sin dejar de regodearse por el logro del primer paso en contra de la quiniela clandestina, el mandatario comunal Julio Marini expresó que "todo lo que es clandestino hay que llevarlo a la legalidad y eso significa mejorar la calidad de vida de esas personas que levantan quiniela". Hace unos meses, Marini comenzó a hablar de la necesidad de cortar con este trabajo ilegal y se topó en las puertas del Palacio Municipal a los sindicatos de vendedores ambulantes que reclamaban una manera justa y equitativa para que ellos pudieran seguir trabajando, porque ya estaban siendo infraccionados al vender apuestas en la calle. Ahora, "desde que tomamos esta decisión política y con la ayuda de La Porta nos hemos convencido y los intendentes no podemos hacernos los distraídos porque estamos recibiendo de Loterías y Casinos aproximadamente 500 mil pesos anuales", sostuvo. Asimismo marcó que su decisión, lejos de "dejar a la gente sin trabajo, como muchos pensaron, la idea es darle la posibilidad de que puedan hacerlo legalmente".

Por su parte, Francisco La Porta hizo hincapié en los beneficios que traerá la legalización del juego clandestino, que se traduce en una mejor calidad de vida para los trabajadores del rubro, que se legalizan con este sistema, y en una mayor recaudación que -según la premisa de Loterías y Casinos de donar buena parte a los que lo necesitan-redunda en el beneficio de la gente.

La puesta en marcha de un método de "captura de apuestas ambulantes", tal como llamó al hecho tan conocido de ofrecer quiniela clandestina, pone en evidencia que hasta ahora las cosas se venían haciendo de un modo inapropiado. Laporta expresó que este plan piloto que nace en Benito Juárez, forma parte de una línea de decisión política de blanquear el juego. Comenzaron con la regularización de las máquinas tragamonedas en los bingos, "que tributaban menos de 7 millones y pasaron a tributar 306 millones".

“Ahora es el turno de avanzar sobre el juego clandestino, convirtiéndolo en oficial y acompañándolo con la creación de más agencias de quiniela, para poder captar todas las apuestas en todo el territorio bonaerense”, aseguró el interventor.

Al parecer, el municipio de Juárez era el lugar ideal, porque reunía todas las condiciones: la decisión política, el acuerdo con los agencieros y el interés de los levantadores en un pueblo de menos de 30 mil habitantes. En esta oportunidad se entregarán 15 máquinas para recoger las apuestas y desde el próximo lunes el juego informal ahora será legal. La Porta estimó que en una segunda etapa se van a sumar otros municipios que ya han expresado su conformidad con este programa. "En esto se necesita contar con el apoyo de instituciones como la Policía, porque es importante que este programa tenga sostenimiento en el tiempo", dijo.

Por otra parte, halagó la decisión de Julio Marini "en lo que significa una transparencia en la gestión municipal y provincial; y fundamentalmente, en entender que los recursos que la Provincia recauda para los juegos de azar son directamente transferidos a programas sociales, de educación, de fondo de transplante y de desarrollo humano, en general". Asimismo, se mostró satisfecho de un plan piloto que saca a la gente "de su situación informal, de desocupación y que no tiene posibilidad de crecimiento en lo personal para ponerse a trabajar a través de algo genuino y con la posibilidad de beneficios sociales".

Pero los números aseguran que con esta modificación hacia la oficialización de la quiniela, la Provincia recauda más. La Porta trajo los índices observados en 2004, con 543 millones destinados a la atención de programas sociales y una proyección de lo que será 2005 con unos 700 millones de pesos. "La gente juega en la informalidad porque carece de información y esto de que el juego termina siendo algo prejuicioso para todos lo único que hace es fortalecer lo clandestino. Creo que hay que informar a la población sobre lo que se hace con la plata del juego en toda la provincia", agregó.

Por otra parte, un problema de los levantadores de quiniela era el porcentaje que a ellos les quedaba, después de tributar y en ese sentido, el interventor sostuvo que se está definiendo proporcionar un mayor porcentaje a los corredores, porque además, "es importante saber que no es un elemento de exclusión social porque es la forma en que mucha gente tuvo que salir a buscar trabajo, pero le damos la posibilidad de que se incorpora a este sistema", concluyó.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook