Edición Latinoamérica
19 de Julio de 2019

Planean comenzar las obras en julio

España: El Gran Casino del Sardinero volverá a ser reformado

(España).- De acuerdo a lo informado por las autoridades, el proyecto está orientado a finalizar las obras de remodelación del Gran Casino Sardinero que habían comenzado en el 2000. Como novedad, se instalarán ascensores para facilitar el acceso a la salas principales de entretenimiento y se mejorarán las terrazas.

S

e completarán las reformas del Gran Casino Sardinero que opera la empresa Comar (Casinos del Atlántico) que habían comenzado hace cinco años con nuevas mejoras como la dotación de ascensores y mejoras a las terrazas. El Consejo de Administración presidido por José María Agüero, estudia el inicio de las obras antes del verano español.

La implementación del ascensor permitirá el fácil acceso desde la calle a la planta principal (salones, terrazas, sala de ruletas y máquinas de azar) asimismo, se mejorarán las terrazas de la planta principal, será pintado el edificio y se mejorarán los desagües del tejado.

Estas reformas permitirán eliminar barreras y escalones y una serie de añadidos introducidos en las últimas décadas y devolver al edificio un poco más de su aspecto primitivo. Entre los años 2000 y 2001, el edificio fue sometido a grandes obras de consolidación que corrieron a cargo de la empresa Comar. La firma invirtió casi 4 millones de euros y se reforzaron cimientos y se consolidó el tejado, se restauró y pintó toda la fachada y se transformó parte de la segunda planta para convertirla en salas de exposiciones y nuevas oficinas.

También se hicieron nuevas cocinas y se mejoraron los comedores, consiguiendo espacios para atender al tiempo a casi mil personas. Estas obras fueron financiadas por la empresa hostelera Merino e Hijos, que gastó alrededor de 600.000 euros (771.540 dólares).

Hasta el año 2018 será gestionado por Comar aunque el edificio es propiedad del Ayuntamiento de Santander y del Gobierno de Cantabria. En 1916, comenzaron las obras de construcción, pero las sucesivas transformaciones le hicieron perder parte de sus elementos originales, aunque los principales los mantiene como la fachada y los lienzos que decoran el techo del hall principal (obra de Antonio Gomar); las escaleras de madera, parte de las grandes lámparas del hall y otros elementos ornamentales.

Las mejoras convirtieron lo que había sido teatro del casino y posterior cine en una sala de juegos de 232 metros, con un bar situado sobre lo que fue el escenario. La transformación del teatro en sala de juegos conllevó la total destrucción de aquel salón de representaciones que en su momento fue conocido como ’la bombonera’.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook