Según un informe del Instituto Ciudadano de Estudios Sobre Inseguridad

México: alertan a Diputados por un posible retroceso en turismo si se abren los casinos

23-03-2005
Tiempo de lectura 1:53 min
(México).- El Instituto Ciudadano de Estudios Sobre Inseguridad (Icesi) alertó a la Cámara de Diputados que en caso de legalizar el juego e instalar casinos en México, la criminalidad se incrementaría en 52 %, ya que se añadirían 750 mil delitos anuales.

En un estudio, entregado a la Comisión de Turismo que analiza el proyecto de dictamen de la Ley Federal de Juegos con Apuestas y Sorteos, que permitiría la instalación del casinos, el Icesi afirma que "los costos y perjuicios que deja el juego en los países industrializados, y sobre todo en Estados Unidos, se verían aquí multiplicados por la pobreza, el desempleo y la debilidad de algunas de nuestras instituciones, como las policías, los agentes del Ministerio Público y los tribunales".

El documento “Estudio sobre la posible legalización de los casinos en México” indica que a pesar de que la propaganda lo repita, "ni el juego ni los casinos son una industria ni constituyen un elemento más del sector de la diversión y el entretenimiento, no son una industria porque no producen nada y el servicio que ofrecen no es ni útil ni necesario socialmente. El juego es una actividad predatoria, que a partir del engaño de ofrecer riquezas inmediatas reduce el ahorro interno, alienta la concentración de la riqueza, favorece la fuga de capitales y disminuye los niveles de bienestar". Y precisa que un hecho "elemental" obliga a rechazar el proyecto de legalizar el juego: "Los costos superan sobradamente los beneficios".

El informe explica que lejos de servir al desarrollo, promover el empleo o incrementar la recaudación fiscal, los casinos "frenarían el desenvolvimiento de la hotelería y del turismo, reducirían el número de empleos y, si se considera el costo del crimen y los gastos sociales que implicaría atender a una población dependiente del juego, el gobierno saldría perdiendo en vez de ganar". El Icesi que encabeza José Luis de la Barreda asegura: "No necesitamos los problemas ni los daños que traería autorizar el juego", y precisa que ni los empleos, ni los ingresos, anunciados por los casinos, son realidad.

Así, en el caso de los impuestos, en lugar de 326 millones de pesos por año (29 millones de dólares), "a lo más que llegarían los ingresos federales con 26 casinos funcionando a plena capacidad sería 215 millones de pesos (19,1 millones de dólares)".

En la generación de empleos, se afirma que se podrían crear entre 150 mil y 200 mil nuevos en un año o año y medio. "El proyecto legislativo es mucho más modesto y realista, se contenta con mil empleos permanentes por casino; por desgracia, al descontar el 30% de empleos que se pierden al disminuir el volumen de otros negocios, el resultado sería, en México, que 26 casinos sólo vendrían dándole empleo permanente a poco menos de 18.200 personas, y eso en un lapso de 15 años".

Deje un comentario:
Suscríbase a nuestro newsletter
Ingrese su email para recibir las últimas novedades
EVENTOS