Edición Latinoamérica
20 de Agosto de 2019

En respuesta a un reclamo de agrupaciones del sector

Ricardo Bozzani expresó su apoyo a la instalación de slots en hipódromos bonaerenses

(Argentina).- En respuesta a una nota enviada al gobernador de la provincia de Buenos Aires por diversas entidades gremiales y sindicales del sector del turf, el interventor del Instituto Provincial de Lotería y Casinos comento que los hipódromos de La Plata y San Isidro “se encuentran hoy en una situación de desigualdad en cuanto a la oferta de entretenimientos para su público”.

E

l interventor del Instituto Provincial de Lotería y Casinos de la Provincia de Buenos Aires, Ricardo Bozzani, respondió recientemente a una nota elevada enviada al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, por diversas entidades gremiales y sindicales del sector del turf, que manifestaron su preocupación en relación con la modificación del texto de la ley que finalmente no contempló la inclusión de máquinas tragamonedas dentro de los hipódromos provinciales.

El interventor señaló que “La Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires introdujo modificaciones eliminando el Título V referido a la explotación de máquinas electrónicas de juegos de azar, cuyo sustento fue la existencia de antecedentes en el orden nacional e internacional, donde se ha permitido a los hipódromos la utilización de estas máquinas de juegos de azar, como un medio para rescatar a la industria de las carreras de caballos, produciéndose una recuperación económica casi de inmediato, permitiendo un crecimiento de relevancia y una estabilidad de la actividad de todos los sectores que la conforman”.

Contrariamente al texto que en definitiva sancionó la Legislatura, el contador Ricardo Bozzani expresó: “Este Instituto ha sostenido que los hipódromos de La Plata y San Isidro se encuentran hoy en una situación de desigualdad en cuanto a la oferta de entretenimientos para su público en relación con un hipódromo competidor, como lo es el Hipódromo Argentino de Palermo, que por su proximidad tiene particular incidencia en el resultado de sus explotaciones. Ello por cuanto las autoridades nacionales autorizaron en éste último el funcionamiento de máquinas tragamonedas, advirtiéndose una orientación del público que busca otras alternativas de entretenimiento, generándose una caída de ingresos para los hipódromos provinciales”. Y agregó: “También se expuso que si nuestros hipódromos no pueden ofrecer estos productos de entretenimiento en sus instalaciones, se continuará observando cómo se reducen sus concurrencias, y el efecto a corto plazo de una mengua de la actividad hípica, que encuentra dificultades para competir en un plano de igualdad frente a sus pares, ofreciendo un único producto que es a la postre el más costoso de producir”.

Para cerrar, Bozzani derivó responsabilidades en lo que finalmente fue la aprobada Ley de Turf provincial, al asegurar que “la Honorable Cámara de Senadores introdujo como alternativa en el referido Título V, un sistema de subvenciones mediante la creación de un fondo destinando fondos provenientes del FO.PRO.JUE., para que los hipódromos incrementen los premios hípicos, así como inversiones para infraestructura, tecnología y desarrollo comercial, y a las entidades gremiales e instituciones afines a la actividad hípica para hacer frente a situaciones asistenciales. También correspondió al Honorable Cuerpo Legislativo la determinación de los porcentajes del referido medio alternativo de financiación, ya que no fue éste el medio considerado por esta autoridad de aplicación”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook