Edición Latinoamérica
18 de Agosto de 2019

Mediante una carta de Miguel Quiroga a Eduardo Duhalde

Ley de Turf bonaerense: el gremio de personal pide slots en los hipódromos

(Argentina).- El Secretario General de la Asociación Gremial del Personal de los Hipódromos de Buenos Aires, San Isidro y Agencias Hípicas Provinciales y Nacionales hizo llegar al presidente del Partido Justicialista bonaerense una carta en la que pide encarecidamente que se modifique el texto de la Ley de Turf para permitir la explotación de tragamonedas en los escenarios hípicos provinciales.

M

iguel Ángel Quiroga, principal referente del personal de Palermo y San Isidro, se dirigió a través de una carta documento al titular del Partido Justicialista bonaerense, el ex presidente argentino Eduardo Duhalde, para expresarle su desacuerdo con el proyecto de Ley del Turf, al cual el Senado provincial acaba de dar media sanción.

La principal diferencia gira sobre la necesidad de dotar a los hipódromos de máquinas tragamonedas, tema que quedó fuera del texto que ahora tratarán los Diputados..

En la carta enviada a Duhalde, Quiroga señala su " total disconformidad en el tratamiento y media sanción dada a la Ley del Turf Provincial por parte de los Senadores del Bloque Justicialista de la Provincia de Buenos Aires”.

"La media sanción otorgada a la Ley del Turf no es lo consensuado por toda la industria del Turf” asegura Quiroga, y agrega que “lo aprobado es una enmienda hacia una industria del Turf genuina que no puede ser reemplazada su mano de obra por tecnología, y es la única que no se puede concesionar o privatizar”.

"Es una industria argentina que da trabajo a 600.000 personas, desde el peón de campo, el peón rural, talabarteros, veterinarios, forrajeros, médicos, gastronómicos, transportistas en general, servicios públicos y otros, y es la cuarta exportadora a nivel mundial de S.P.C.. Todos estos antecedentes parecen ignorarlos o querer ignorarlos los Senadores del Bloque Justicialista, quienes al sesionar se sintieron presionados por grupos que se sentirían tocados o molestos por un desarrollo más sano y transparente, y menos dependiente de esta industria. No tengo elementos de prueba contra los Senadores del Bloque Justicialista al tratamiento otorgado a la Ley del Turf de la Provincia de Buenos Aires, pero nadie puede persuadirme en mi íntimo pensamiento en que sancionaron en beneficio de intereses ajenos a la actividad. No sirve una Ley que no tiene como base un sustento económico propio, dado que la sancionada depende de un porcentaje otorgado por el Fondo de Reparación, monto que no cubre las necesidades del Hipódromo de San Isidro para continuar la actividad, ni de competir con el Hipódromo de Palermo en igualdad de condiciones ni de crecer. Utilizando el sentido común, resulta más razonable otorgar el dinero hacia la Salud, Educación y Seguridad que se destinaría hacia el Hipódromo de San Isidro y dotar al mismo de las máquinas de resolución inmediata (tragamonedas)” referencia el texto enviado por Quiroga.

En otro pasaje, Quiroga asegura: “La exclusión dentro de la Ley de las máquinas de resolución inmediata (tragamonedas) es la única herramienta económica que fortalecía a la misma y la futura generadora de 1.400 a 1.600 nuevos puestos de trabajo en el Hipódromo de San Isidro, y 3.000 en forma indirecta. Asimismo, no sólo afianzaba la fuente laboral de mis representados, sino también de todos aquellos que desde diversos estrados hacen a la actividad. No olvidar que el Hipódromo de San Isidro ocupa el primer lugar dentro de Sudamérica y el quinto en el orden mundial”.

“El Hipódromo de Palermo estaba al borde de la extinción con 300 trabajadores, pero como hubo voluntad política se insertaron las máquinas de resolución inmediata (tragamonedas) dando lugar al resurgimiento del mismo y por consiguiente de toda la actividad. Hoy el Hipódromo de Palermo da trabajo a 1.200 trabajadores y sus respectivas familias, con sus sueldos consolidados y una actividad floreciente que crece día a día”.

Casi sobre el final, Quiroga hizo un pedido directo para que se cambie el texto y se permita la inclusión de las máquinas tragamonedas en los circos de carreras provinciales. "Ante el inminente tratamiento que deberá ser dado por el Bloque de Diputados, confió en que no será aprobado casi a libro cerrado el texto procedente del Senado, sino que se introducirá el artículo que permita al Hipódromo de San Isidro tener las mencionadas máquinas”.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook