Edición Latinoamérica
18 de Julio de 2019

Es la primera comunidad española en aceptar este sistema

Madrid aprobó la implementación del bingo simultáneo

(España).- La nueva regulación establece dos tipos de salas, y exige un mínimo de 3.400 apostadores para una partida simultánea. De esta forma, Madrid pasa a ser la primera Autonomía que regula esta modalidad de juego, “que puede favorecer la creación de empleo”, según la consejera de Hacienda.

La Comunidad de Madrid aprobó la realización de partidas de bingo simultáneo, lo que permitirá que varios miles de personas situadas en distintas salas repartidas por toda la región jueguen en conjunto y puedan acceder a premios previsiblemente más altos.

De esta forma, España dio su primer paso en el mundo del “bingo simultáneo”, un juego colectivo que consistente en una lotería, jugada sobre noventa números, por personas presentes en distintos establecimientos integrados en una red informática, que seguirán la partida en tiempo real a través de algo parecido a una videoconferencia, y en la que podrá verse la extracción de las bolas desde un “centro matriz”.

“Madrid pasó a ser la primera región de España que da luz verde a esta variedad de juego”, según precisó ayer la consejera de Hacienda, Engracia Hidalgo. En la Comunidad hay 75 salas de bingo, el 16% del total de la nación, que dan trabajo a 4.500 personas. La consejera confía en que esta nueva modalidad del bingo pueda favorecer la creación de más empleo en este sector.

El reglamento que aprobó ayer el Consejo de Gobierno establece que el aforo mínimo del conjunto de los salones que quieran participar en este bingo simultáneo deberá ser de 3.400 personas. Además, cada local tendrá que disputar un mínimo de cinco partidas al día. A partir de ahora, las salas se clasificarán en dos categorías. Por un lado, estarán las de clase “A”, que ofrecerán el bingo tradicional. Por otro, las de clase “B” dispondrán también de bingo simultáneo.

Para la puesta en funcionamiento de este sistema, el reglamento recién aprobado exige la existencia de un sistema homologado de conexión informática online, que garantice la máxima seguridad, control y transparencia de las partidas.

En el desarrollo del juego, las extracciones se transmitirán directa y simultáneamente a los establecimientos conectados en la red, mediante locución del número y visión de las bolas. En el reglamento se determina que una vez iniciada la partida, si una sala no puede desarrollar el juego con normalidad por cualquier incidencia que sobrepase los dos minutos, quedará excluida del proceso.

Los madrileños se juegan en los bingos una media de 138,92 euros anuales, aunque si se descuenta el 70% que revierte en premios para los clientes, el gasto medio es de 44,45 euros al año.

En cuanto a la recaudación tributaria de la Comunidad de Madrid sobre el juego del bingo, alcanza aproximadamente los 200 millones de euros al año.

Para aquellas personas a las que el bingo y su nueva variedad puedan suponerles un riesgo para su salud, el Gobierno regional tiene previsto un mecanismo de protección que les impide entrar en los salones de juego, casi siempre por petición del interesado. De hecho, en nuestra región hay 14.151 personas que tienen prohibido el acceso a las salas de bingo. En el 80% de los casos, esta prohibición se produce por petición propia.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook