Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

Por el cierre de salas de bingo

Abrabin se prepara para una nueva batalla contra el Gobierno brasileño

(Brasil).- “Luchamos durante 72 días con todo tipo de acusaciones en los medios y dos meses con las puertas cerradas, por lo que la actividad está muy frágil en todos los sentidos. Más allá de eso, el horizonte nos reserva una nueva batalla”, señaló el presidente de la entidad, Olavo Sales da Silveira.

L

a Asociación Brasileña de Bingos (Abrabin), realizó la pasada semana su Asamblea General Ordinaria, de la que participaron cerca de 150 asociados, mayoritariamente de la Capital Paulista.

Olavo Sales da Silveira abrió la charla haciendo un balance de las acciones de los últimos 12 meses de Abrabin, y presentó su estado financiero. Sales informó además que si el caso Waldomiro - Carlinhos no hubiese estallado, los bingos probablemente ya contarían con una reglamentación definitiva que aseguraría su permanencia.

“Luchamos durante 72 días con todo tipo de acusaciones en los medios y dos meses con las puertas cerradas, por lo que la actividad está muy frágil en todos los sentidos. Más allá de eso, el horizonte nos reserva una nueva batalla”, señaló Sales.

El panorama presenta nuevos problemas con el cierre de tres bingos en el Distrito Federal, el cierre de 30 bingos en Río de Janeiro, el cierre de 64 bingos no Río Grande do Sul y las 166 acciones civiles públicas contra los bingos de San Pablo, patrocinadas por el Ministerio Público Federal y por la Fiscalía General de la Unión.

Olavo Sales reconoció y agradeció el trabajo de las personas que actuaron durante la crisis, a través del grupo denominado Comité de Crisis. “Invitamos a algunos empresarios que actuaron durante la crisis para sumarse a la nueva dirección de la entidad, ya que tenemos un arduo trabajo por delante”, manifestó el presidente de Abrabin.

“Actualmente existen seis proyectos de ley para la reglamentación de los bingos que están siendo tramitados en el Congreso Nacional, pero estaría muy lejos la tramitación de los mismos y obtener así una reglamentación definitiva para el sector, debido a que actualmente el Senado y la Cámara sólo votan Medidas Provisorias y el tramite de esos proyectos pueden demorar hasta tres años”, reconoció Sales.

Debido a ello, el presidente de Abrabin asegura que la actividad tendrá que utilizar un atajo para conseguir una legislación, remitiendo al Senado (en donde el Gobierno tiene una base debilitada) un proyecto de ley que podría ser enviado al Congreso Nacional tras las elecciones municipales.

“Con las acciones civiles públicas presentadas en los últimos días, el Gobierno Federal demostró que el tema de los bingos pasará a ser tratado en el plano jurídico y no en el político. La participación de la Fiscalía General de la Unión en las acciones civiles públicas contra los bingos muestra que el Ministerio de Justicia está actuando en el cierre de las salas”, confirmó Sales.

Para finalizar la reunión, el presidente de Abrabin propuso que sean realizadas reuniones periódicas entre los empresarios que tuvieren sus bingos cerrados por la justicia, para que se establezca una estrategia común y que se utilicen las estrategias exitosas ante la Justicia Federal.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook