Edición Latinoamérica
15 de Julio de 2020

En relación a la unión de Accor, Colony y Barrière-Desseigne

La Comisión Europea devuelve a Francia la competencia sobre los casinos galos

(Bélgica).- La comisión señaló que la explotación de los casinos tiene una dimensión local, por lo que decidió es traspaso a las autoridades francesas de la valoración sobre el impacto de las operaciones de juego en la Costa Azul, en las costas vascofrancesas y de las Landas.

L

a Comisión Europea decidió el pasado viernes, devolver a las autoridades francesas (y a petición de las mismas) el expediente del asunto Accor/Barrière/Colony en el mercado de los casinos en la Costa Azul, las costas vascofrancesas y de las Landas, según indicó en un comunicado.

El pasado 19 de abril, el Ejecutivo comunitario recibió la notificación de un proyecto de concentración por el cual las empresas Accor, Colony y la familia Barrière-Desseigne creaban en común el grupo Lucien Barrière, sociedad que agruparía a los casinos actualmente controlados, directa o indirectamente, por Accor y la familia Barrière-Desseigne.

Accor Casinos detenta actualmente una empresa común con Colony. La nueva empresa sería controlada conjuntamente por Accor, Colony y Barrière-Desseigne. Ésta última aportaría sus casinos y hoteles, con lo que la nueva empresa se convertiría en líder europeo en el sector de los casinos.

La operación se refiere esencialmente a tres tipos de mercados en Francia: la adquisición de licencias de casinos mediante licitaciones, la explotación de casinos y la hotelería. No obstante, la investigación de la Comisión Europea puso de manifiesto que no existe riesgo en que compitan en el mercado de las licitaciones por licencias de explotación de casinos, ya que el Grupo Barrière deberá enfrentarse a importantes grupos franceses (tales como Partouche, Moliflor y Tranchant), o a empresas locales e internacionales. También el impacto de la operación en el sector hotelero es “mínimo”, ya que sólo afecta a 12 hoteles.

Pero en cuanto al tercer componente, el de la explotación de los casinos, las propias autoridades francesas solicitaron el 13 de mayo una devolución parcial -basada en el artículo 9 del Reglamento sobre el control de las operaciones de concentración a escala europea-, con el fin de poder examinar el impacto en algunas regiones.

Una vez que la CE constató que la explotación de los casinos tiene una dimensión local -ya que los clientes de un casino proceden en su mayoría de una zona de influencia situada a menos de una hora en coche-, decidió traspasar a Francia la valoración sobre el impacto de la operación en la Costa Azul, en las costas vascofrancesas y de las Landas dónde se encuentran los mercados afectados por la operación.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook