Edición Latinoamérica
13 de Julio de 2020

Tras dos años de caídas

Aumento de la venta del cupón de la ONCE

(España).- Según datos oficiales de la propia entidad, la ONCE -que facturó cerca de 800 millones de euros con su cupón en los primeros cuatro meses del año- registró un aumento del 4% en dichas ventas por primera vez tras dos años con descensos en los índices de comercialización.

L

a Organización Nacional de Ciegos Españoles (Once) empieza a notar los beneficios del acuerdo macro que firmó con el gobierno español hasta el año 2011. Las ventas del cupón crecieron un 4% en los cuatro primeros meses del año, hasta cerca de 800 millones de euros, después de dos años de caídas del 3%, que dejó los ingresos en 2003 en 2.299 millones de euros.

Los resultados de la Once se han visto favorecidos por la celebración, el pasado sábado 13 de marzo, del sorteo extraordinario de Primavera del cupón, y por el ligero aumento del número de participantes en los sorteos.

Al mismo tiempo, el gobierno autorizó el pasado febrero a la Once acumular pozos en los premios del cupón e incrementar de tres a cinco el número de sorteos extraordinarios que puede realizar al año. Además, la organización comercializará junto a Loterías y Apuestas del Estado la Lotería Instantánea a partir de enero de 2005, y pondrá en marcha un nuevo juego activo.

Por otra parte, fuentes de la Once han asegurado que la organización ya trabaja en el diseño de su nueva lotería activa. Según estas mismas fuentes, el juego, del que todavía se desconoce su nombre, empezará a comercializarse en otoño de este año.

Las denominadas loterías activas (La Primitiva y La Quiniela) se diferencian de las pasivas (Lotería Nacional, Sorteo de Navidad, Sorteo del Niño y el cupón de la Once) en que el jugador no se limita a comprar un número y esperar a que le toque. Es el jugador el que decide los números de las apuestas.

La comercialización de estos nuevos juegos a través de los 23.000 puntos de venta de los que dispone la Once en toda España será un estímulo para las cuentas de la organización. En 2003, la asociación de ciegos presentó unas pérdidas de explotación de 23,8 millones de euros, frente a los números negros de 12,8 millones de euros del año anterior. Los ingresos se situaron en 2.768 millones de euros, un descenso del 4% respecto al mismo periodo del año anterior. La organización presidida por Miguel Carballeda cerró 2003 con una plantilla de 46.667 trabajadores, de los que un 62% tiene algún tipo de discapacidad.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook