Edición Latinoamérica
29 de Noviembre de 2020

A la espera de la legislación

Cinco empresas se interesan en la construcción de un casino en Concepción, Chile

(Chile).- El interés de los inversionistas, todos ellos extranjeros, está dado por el alto número de turistas que llega a la capital de la Octava Región por negocios y conferencias, lo que representa el mayor flujo del sur del país, con 342 mil pasajeros al año.

A

pesar de que el proyecto de ley de casinos aún se tramita en el Congreso, Concepción ya cuenta con cinco empresas internacionales interesadas en construir un centro de juegos en la ciudad. El atractivo está dado por un ambicioso proyecto con que cuenta el municipio, y que incluye la construcción de un hotel cinco estrellas, una sala de eventos y una terminal fluvial ligados al proyecto.

Este complejo se construiría en el remozado sector de la costanera norte del río Biobío, aledaño al área donde se levantará el futuro Teatro Pencopolitano, uno de los ejes del Plan Bicentenario para la VIII Región.

La semana pasada, la alcaldesa Jacqueline van Rysselberghe, se reunió con representantes de la empresa norteamericana Thunderbird Gaming, que cuenta con 11 casinos en cinco países de Latinoamérica y más de dos mil empleados. El gerente de la firma, Peter Lesar, señaló que están realizando los primeros acercamientos, pero que la inversión que pretenden proponer al municipio es de al menos 20 millones de dólares. "El Gran Concepción es una zona con bastante población, que tiene atractivo por el turismo de negocios, por lo que es un buen mercado para nosotros", dijo.

A ese interés se unen otras como Latin Gaming, actual concesionaria del Casino de Arica (de capitales panameños); Pinnacle Corporation Entertainments, de inversionistas norteamericanos y con presencia en casinos de Argentina; la firma española Egasa y otra de capitales franceses.

Todas ellas han destacado la capacidad rentable del proyecto por el alto flujo de turistas del ámbito de los negocios y conferencias que llega a la ciudad y que es la más alta en la región y en el sur del país, con la circulación de 342 mil pasajeros al año.

El proyecto municipal de un casino a orillas del río Biobío se inserta en un plan mayor, que implica aspectos económicos, turísticos y culturales, con acento en esto último, ya que lo que persigue la corporación edilicia es derivar parte de las ganancias para el mantenimiento del futuro Teatro Pencopolitano.

"Algunos han dicho que desde el punto de vista de la rentabilidad, el teatro, con toda su relevancia cultural que significa, es un mal negocio, pero si se asocia al casino es sustentable en el tiempo", señaló el asesor urbanista del municipio, Sergio Baereswil.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook