Edición Latinoamérica
29 de Octubre de 2020

Mediante un mensaje al Congreso

Lula busca aprobar la legislación que transparente el funcionamiento de los bingos en Brasil

(Brasil).- El presidente Luiz Inácio Lula da Silva envió a comienzos de esta semana un mensaje en el que pedía al Congreso el tratamiento de una ley que regule el funcionamiento de las casas de apuestas en territorio brasileño.

E

l escándalo que envuelve al ex-asesor del Palacio de Gobierno Waldomiro Diniz con empresarios del juego ilegal no hizo que el Gobierno brasileño dejase de lado su intención de reglamentar el funcionamiento de los bingos y de crear nuevas loterías en ese país.

Un mensaje firmado por el propio presidente Luiz Inácio Lula da Silva entregado a comienzos de esta semana al Congreso por el jefe de la Casa Civil, José Dirceu, prevé la legalización de los bingos y la creación de la Timemanía, una lotería que destinará recursos a los clubes de fútbol y al Ministerio de Deportes.

La regularización legal del bingo está prevista en la página 177 del mensaje de Lula. La defensa a estas salas está en el capítulo que trata las políticas a ser implementadas este año por el Ministerio de Deportes. El dinero recaudado mediante el juego sería destinado al deporte social, pero no trascendieron las acciones directas a las que estos fondos serían destinados.

“La reglamentación de la actividad de los bingos va a organizar al sector y a asegurar los recursos necesarios para el deporte social”, afirma el mensaje de Lula. El texto señala además que surgirá una nueva lotería, llamada Timemanía, que garantizará unos ochenta millones de reales anualmente para los equipos profesionales de fútbol y para el ministerio.

El gobierno planea invertir parte de esos recursos en la atención de personas portadoras de deficiencias. “Ochenta equipos van a recibir unos R$ 80 millones por año previstos por la Caixa Econômica Federal, a cambio de mantener y promover equipos de fútbol femenino” asegura el mensaje presidencial.

La decisión del Gobierno de legalizar a los bingos enfrenta una dura resistencia del Ministerio Público, que creó un grupo destinado a impedir su aprobación. El coordinador de este grupo, el fiscal de Justicia y secretario de Seguridad Pública de Paraná, Luiz Fernando Delazari, hizo duras críticas al gobierno. Para él, el caso Diniz era suficiente para no aprobar la legislación de los bingos.

"Con ese ejemplo casero de criminalidad golpeando las puertas del Palacio de Gobierno queda comprobado que la medida no va a tener éxito. El deporte y los bingos son antagónicos y esa propuesta es un aborto jurídico" señaló el fiscal responsable de la clausura de 41 de las 42 salas de bingo en Paraná, contradiciendo al oficialista partido del PT.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook