Edición Latinoamérica
25 de Octubre de 2020

Uno de cada tres empresarios ya se retiró del sector

Situación crítica para el sector de bingos en Paraná, Brasil

(Brasil).- Ante la imposibilidad de trabajar por el cierre, que ya lleva 10 meses, de la mayoría de las salas de bingo de todo el estado, varios empresarios han desistido de mantenerse en el sector y han cerrado sus puertas o transformado sus establecimientos en bares y centros de entretenimiento.

C

erca de 36% de los empresarios dueños de salas de bingo en Curitiba y en la Región Metropolitana han dejado la actividad para dedicarse a otros rubros, debido a la trabada situación judicial que desde hace 10 meses mantiene clausuradas las salas.

De un lado, los propietarios aseguran que desarrollan una actividad legítima amparada por legislaciones federales y permisos municipales. Del otro, el gobierno con el aval del Ministerio Público (MP) alega que el bingo es una actividad contravencional, por lo que debe ser prohibido.

Incluso debido a las clausuras decretadas por el gobierno, algunos empresarios buscan una negociación para evitar el pago de los impuestos y los servicios de sus locales, hoy virtualmente cerrados y sin vistas a reabrirse en las próximas semanas. "Estas negociaciones se realizan de manera individual", afirmó Luiz Eduardo Dib, presidente del Sindicato de los Establecimientos de Bingo del Estado de Paraná (Sindibingos).

Las esperanzas del sector están ahora depositadas en una posible Medida Provisoria (MP) del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (PT), ue reglamente la actividad en Brasil.

Sólo en Curitiba, de las 25 casas existentes a comienzos del año pasado, apenas 16 evitaron permanecer completamente cerradas. ""Sus propietarios mantienen actividades parciales en sus locales, con bares o centros de entretenimiento por ejemplo, pero no pueden desarrollar su actividad principal: el bingo"", comenta Dib. De los 3.800 empleados que trabajaban en las 38 casas de bingo de Paraná, apenas 300 mantendrían aún sus empleos.

Incluso en todo el Estado, sólo el Village Bingo se mantiene abierto por decisión judicial. Esta semana, el Tribunal de Alçada (TA) negó los pedidos de reapertura basados en los permisos expedidos para las casas de bingo de Curitiba por la Prefectura, y basados en la legislación municipal y en la Ley Complementaria Federal 116, que reglamentaba a cobranza de tributos municipales para establecimientos de bingo y de videoloterías.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook