Edición Latinoamérica
19 de Agosto de 2019

Como afectará la tecnología al futuro de las tragamonedas

Para los expertos, las slots pronto dejarán de ser lo que hoy aparentan y se convertirán en una terminal de computadora que simplemente esperará a que un cliente se siente frente al monitor, deslice su tarjeta de identificación y descargue el juego que más le gusta.

L

as máquinas tragamonedas que se multiplican en los casinos y hemos visto un millón de veces en la pantalla de cine pronto podrían no ser más que un recuerdo... Una nueva y refinada tecnología ha llegado.

Cuenta la historia que primero quedaron mancas, ya que sus palancas fueron reemplazadas por botones de color marfil con la inscripción ";Pulse aquí"; que hacen girar los tambores. En Estados Unidos, incluso, las monedas ya salieron de escena y miles de ranuras, en lugar de recibir monedas, comenzaron a emitir tickets que luego se cambian por dinero.

Ahora viene el golpe de gracia. No para los juegos, sino para las máquinas en sí. Ello se debe a que la industria de los juegos se orienta, paulatinamente, a transformar las salas de juego de los casinos en hileras de ";thin clients"; (";clientes ligeros"; o también llamados ";ordenadores bobos";), terminales no inteligentes que descargan prácticamente cualquier tipo de juego que el usuario quiera a partir de un servidor de back-office.

Al menos en Estados Unidos, dónde debutará esta modelidad, los casinos no ven la hora de que los jugadores se hagan adictos a la nueva tecnología y al nuevo nivel de personalización que, probablemente, esa tecnología vaya a aportar a la experiencia de juego.

A los casinos ya se les está haciendo agua a la boca. Ello se debe a que, desde su perspectiva, los juegos descargables les brindan un nexo natural con una de las tendencias de más rápido crecimiento de la industria de los juegos: los programas de fidelización.

El público en general tal vez no asocie a los casinos con términos formales como CRM (Customer Relationship Management o Gestión de la Relación con el Cliente) pero esa es exactamente la dirección hacia la que está avanzando esta industria. Los casinos no ven la hora de poner las tarjetas de juego en las manos de los clientes. Cada bebida, habitación, almuerzo o rollo de fichas que ofrezcan sin cargo probablemente les volverá transformado en mayores ganancias, ya que los clientes asiduos, halagados por la atención personalizada que les brindan los gerentes de sala y las camareras, volverán a la primera oportunidad.

Y los juegos descargables les brindan a los casinos una forma más de demostrar cuánta atención le prestan a las preferencias de cada cliente. ";Digamos que hay un juego llamado Los hombrecitos verdes"; explica Brian Casey, gerente de marketing del gigante de los juegos IGT. ";Si a usted le encanta este juego, cuando introduce la tarjeta de jugador, lo primero que aparece es Los hombrecitos verdes. O, si no, (la máquina) le recomienda otro juego según sus preferencias";.

Por el momento, quienes visiten Las Vegas, Atlantic City o alguna de las demás ciudades norteamericanas en las que el juego es claramente una atracción turística muy cuidada por la industria, no encontrarán juegos descargables, pero no falta mucho para que lleguen. ";Existe la tecnología para hacerlo, pero depende de que los organismos reguladores lo aprueben";, señaló Casey. ";De acá a un año podríamos estar haciendo descargas de juegos, pero si nos van a dar las aprobaciones y si vamos a poder sacarlo al mercado, eso ya es otro cantar. Y es muy difícil hacer un pronóstico";.

Obviamente, la preocupación es la seguridad. Todas las nuevas tecnologías de juego deben ser evaluadas por distintos entes reguladores estatales, tales como la Nevada Gaming Commission (Comisión de Juegos de Nevada) y la New Jersey Casino Control Commission (Comisión de Control de Casinos de Nueva Jersey). En este caso en particular, esos organismos quieren asegurarse de que estos juegos en red estén a salvo de los hackeos y de que todo el dinero que circula en el sistema vaya a parar donde corresponde.

Lipparelli señaló que los juegos descargables no tienen ningún problema inherente de seguridad y que las demoras en el lanzamiento masivo de esta tecnología no es más que el resultado de la burocracia que existe en las comisiones de juegos.

";El peso recae en quienes ingresan a la industria, que deben demostrar la seguridad"; de los sistemas ";y demostrar (a estos organismos reguladores) que son capaces de implementar una tecnología que, en este caso y a mi criterio, es más segura que lo que hay en este momento en la sala de juego";.

La mayoría de los observadores de la industria de los juegos creen que las máquinas tragamonedas actuales estarán a salvo durante un año más aproximadamente. Pero, una vez cumplido ese lapso, los nuevos sistemas comenzarán a abrirse paso hacia las salas de juego. La excepción, como es habitual en las innovaciones del sector de los juegos, son los casinos indígenas, en donde un menor nivel de supervisión equivale a un avance más rápido.

Los desarrolladores de juego, no obstante, se están preparando para empezar con la producción en masa. Y no son solamente las grandes empresas como Bally e IGT las que se están preparando. Las pequeñas empresas, como VirtGame de San Diego, que está desarrollando sistemas de back-end que permiten descargar juegos, podrían aportar una nueva cuota de creatividad a las salas de juego de los casinos.

";Nuestra concepción es que si uno les da (a los jugadores) un dispositivo que funciona conectado a un servidor que tiene una biblioteca de juegos, va a haber gente que va a querer jugar juegos más interesantes y que supongan un desafío mayor";, señaló Bruce Merati, COO (director operativo) de VirtGame.

Lipparelli concuerda con Merati en que esta tecnología probablemente dará lugar a una nueva creatividad en la industria de los juegos.

";La capacidad de brindar un producto con mayor alcance es muy importante";, señaló. ";El único límite de la creatividad es la mente";. Pero no todos creen que los juegos descargables vayan a revolucionar la industria de los casinos, especialmente en un centro de glamour, luces y marketing como es Las Vegas.

";Para mí no es más que una esterilización del casino, (porque) de esa manera uno no tendría la variedad visual que tiene en este momento";, sostiene Bill Thompson, observador del sector de los juegos y profesor de la Universidad de Nevada, en Las Vegas. ";Es una estandarización que podría resultar adecuada para unos pocos lugares de juegos de azar, como los casinos indígenas de California... Simplemente me parece que no tiene nada que ver con los juegos de azar estilo casino de Las Vegas";.

¿Cuál es tu opinión sobre la nota?
  • Me gusta
    %
    0 votos
  • No lo he pensado
    %
    0 votos
  • No me gusta
    %
    0 votos
Deje un comentario
Suscripción al Newsletter
Suscríbete para recibir las últimas novedades
Ingrese una cuenta de email válida
Complete el captcha
Muchas gracias por haberte registrado a nuestro newsletter.
Seguinos en Facebook